Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Logotipos de varias marcas del grupo Volkswagen, en una fotografía tomada el pasado 25 de septiembre en Villers-Cotterets, al norte de Francia

(afp_tickers)

La sede francesa de Volkswagen fue registrada el viernes en Villers-Cotterets (noreste del país), en el marco de la investigación sobre los motores diésel trucados del fabricante de automóviles alemán, confirmó este domingo un portavoz de Volkswagen.

"Hubo un procedimiento en la jornada del viernes", indicó a la AFP Leslie Peltier, portavoz de Volkswagen France, confirmando una información del Journal du Dimanche.

Los investigadores también acudieron a los locales de Volkswagen en Roissy, al norte de París. Se incautaron de documentos y material informático, informó una fuente judicial.

Como en otros países, la justicia francesa lanzó a principios de octubre una investigación por "estafa agravada" por el escándalo Volkswagen.

La compañía, que este año se había convertido en el primer vendedor mundial de vehículos, admitió el mes pasado haber instalado motores trucados en once millones de coches diésel de varias de sus doce marcas, con falsos sistemas de medición de emisiones contaminantes.

El escándalo sumió al grupo en la peor crisis de su historia y lo confronta a un aluvión de demandas judiciales, multas y multimillonarios costes de reparación, sin contar eventuales pérdidas causadas por la degradación de la imagen de marca.

AFP