Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Flores y velas junto a una foto de la diputada laborista británica Jo Cox, asesinada el 16 de junio de 2016, durante una vigilia en su recuerdo frente al Parlamento, en Londres

(afp_tickers)

La campaña sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea suspendió el jueves todos sus actos por el asesinato de la diputada laborista proeuropea Jo Cox, una semana antes del referendo.

Cox, de 41 años y madre de dos hijos pequeños, fue asesinada a tiros en plena calle en Birstall, en su circunscripción de Batley and Spen (norte de Inglaterra), y murió como resultado de sus heridas poco después, pese a ser trasladada en helicóptero-ambulancia a un hospital de la ciudad de Leeds.

El Reino Unido no había vivido el asesinato de un político desde los años 80 y principios de los 90, cuando eran el blanco del IRA (Ejército Republicano Irlandés). Cox era partidaria de la permanencia en la Unión Europea en el referéndum del 23 de junio y era una conocida defensora de los derechos de los refugiados.

Clarke Rothwell, dueño de un café situado en la zona, dijo a la agencia británica Press Association (PA) que el autor de los disparos gritó "¡Britain first!", "¡El Reino Unido primero!", un lema de la ultraderecha británica. La policía no confirmó esta versión.

Otras dos personas resultaron heridas leves en el ataque, perpetrado por un hombre de 52 años llamado Tommy Mair.

Según el Southern Poverty Law Centre, un grupo estadounidense de defensa de los derechos cívicos, el presunto asesino era un "partidario incondicional" de un grupo neonazi con sede en Estados Unidos.

Tommy Mair habría gastado más de 620 dólares en material de lectura sobre la Alianza nacional, un grupo que abogaba por la creación de una nación exclusivamente blanca y por la erradicación del pueblo judío.

Su hermano, Scott Mair, dijo a The Daily Telegraph que Tommy sufría de una enfermedad mental, pero que fue tratado. "No puedo creer lo que sucedió. Mi hermano no es violento y no está metido en la política", dijo Scott Mair. "Tuvo problemas mentales, pero recibió ayuda".

- Homenajes -

Tras la noticia de la muerte de Cox llovieron los homenajes en el Reino Unido y toda Europa.

"Es un ataque contra todos aquellos para quienes la democracia importa y que tienen fe en ella", declaró el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

En Londres decenas de personas se reunieron delante del parlamento, entre ellos el líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, y varios otros dirigentes de la formación, que acudieron con lágrimas en los ojos.

"Era una militante valiente, una voz para los que no tienen voz. Estamos conmocionados por esta pérdida", dijo a la AFP Fatima Ibrahim, perteneciente al movimiento ciudadano Avaaz.

Su marido, Brendan Cox, pidió "luchar contra el odio que mató a Jo". "El odio no tiene credo, raza ni religión, es venenoso", aseguró.

El primer ministro David Cameron dijo que Cox "tenía un gran corazón, era muy compasiva", agregó el primer ministro, que acortó una importante visita a Gibraltar, donde había previsto un mitin electoral.

- Cascada de advertencias contra el Brexit -

Hasta el ataque, la jornada había estado marcada por la ventaja que los sondeos dan a los partidarios del Brexit, la salida, y por el aluvión de advertencias desaconsejándola.

El Banco de Inglaterra (BoE), el Financial Times, The Economist, Ángela Merkel y el Fondo Monetario Internacional avisaron que la ruptura con Bruselas no beneficiaría ni al Reino Unido ni a la UE.

"No puedo imaginar que esto (la salida) constituya una ventaja" para los británicos, dijo Merkel, la jefa del gobierno alemán.

El BoE consideró que "si el Reino Unido abandona la UE, la libra esterlina caerá todavía más, quizás pronunciadamente", añadió.

El Financial Times, referencia del mundo de los negocios, llamó en un editorial a votar por la permanencia en la UE, alegando que no es momento de volver a la mentalidad de "la pequeña Inglaterra".

"Somos Gran Bretaña. Tenemos una contribución que hacer a un mundo más próspero, más seguro", sentencia el diario.

Por su parte, la revista The Economist dijo que la UE "es un club imperfecto y a ratos enloquecedor. Pero es mucho mejor que la alternativa. Creemos que abandonarlo sería un terrible error".

Gerry Rice, portavoz del FMI, pronosticó en una conferencia de prensa que el Brexit abriría "un periodo de alta incertidumbre, volatilidad en los mercados y un crecimiento más lento, mientras el Reino Unido negocie su nueva relación con la UE".

La multiplicación de advertencias no parece haber hecho mella hasta el momento en el avance del Sí al Brexit. El sondeo mensual de Ipsos-Mori puso por delante por primera vez al campo "leave" (partir) por 53% a 47%, y el del instituto Survation constata una ventaja de 52% a 48%, sin contar en ningún caso a los indecisos.

Con estos, los resultados de cuatro sondeos telefónicos en menos de una semana coinciden en otorgar ventaja al campo del Brexit. De todos modos, avisó Ipsos, un 20% de los encuestados admitieron que podrían cambiar de idea en los próximos siete días, por lo que las espadas siguen en alto.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP