AFP internacional

El peñón de Gibraltar, en el sur de la península Ibérica, en una imagen del 6 de abril de 2017

(afp_tickers)

El Reino Unido y Gibraltar son un "único" Estado de la Unión Europea respecto a la libre prestación de servicios, una de las libertades del mercado único europeo, indicó este martes la justicia europea en pleno proceso de Brexit.

"Gibraltar es una colonia de la Corona británica. No forma parte del Reino Unido", pero para la libre prestación de servicios deben considerarse como "un único Estado miembro", indica en su fallo el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

El alto tribunal europeo responde así a la duda planteada por la justicia británica, que debe pronunciarse sobre una demanda interpuesta por la asociación gibraltareña de proveedores de juegos de azar a distancia (GBGA) contra el nuevo régimen fiscal adoptado por Londres en 2014.

La asociación de Gibraltar considera que el nuevo sistema, que les obligaba a abonar un impuesto al Reino Unido pese a estar radicados en este territorio de ultramar, viola el principio de libre prestación de servicios dentro del bloque.

Para la justicia europea, que se pronuncia sobre el estatuto del enclave británico en este punto, la relación entre Gibraltar y el Reino Unido respecto a la libre prestación de servicios no puede equipararse a la existente entre dos países de la UE, al contrario, debe asimilarse a la existente en el "interior de un único Estado miembro".

La decisión del alto tribunal, que sigue la recomendación del abogado general de la UE, llega cuando Londres y los 27 se disponen a negociar la salida de los británicos del bloque y también del mercado único europeo.

La UE considera que este enclave de 32.000 habitantes cedido al Reino Unido en 1713, pero reivindicado por España desde hace años, saldrá del bloque cuando los británicos lo hagan.

En sus orientaciones políticas, los líderes de los 27 otorgaron además en la práctica un veto a España respecto a los aspectos del futuro marco de relaciones con el Reino Unido, que podría incluir un tratado de libre comercio, que se apliquen a este territorio situado al extremo sur de la península Ibérica.

La referencia a este territorio generó un aumento de la tensión en abril entre Londres y Madrid, máxime cuando España llegó a plantear meses atrás una soberanía compartida de Gibraltar con el Reino Unido para que este enclave pudiera continuar en el mercado único europeo tras el Brexit.

Los habitantes de Gibraltar, unos 32.000, se pronunciaron masivamente en contra del Brexit en junio de 2016, pero también rechazaron en referéndum en 2002 la opción de la soberanía compartida, que les permitiría conservar un pasaporte de la Unión Europea.

AFP

 AFP internacional