Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Matteo Renzi termina una comparecencia para anunciar su renuncia como primer ministro italiano el 5 de diciembre de 2016 en el Palazzo Chigi de Roma

(afp_tickers)

El ex primer ministro italiano Matteo Renzi renunció este domingo a la secretaría general del Partido Democrático (PD), lanzando así una batalla por el liderazgo en la formación gobernante, amenazada por una posible escisión.

Renzi, que dimitió del cargo de jefe del Gobierno en diciembre, tras perder un referéndum clave en su país, dejó abierta la posibilidad de presentarse de nuevo al puesto de secretario general del PD.

La confrontación con sus enemigos promete ser feroz, ya que los miembros más izquierdistas del partido amenazaron este fin de semana con provocar una escisión, aunque esto desestabilice al actual Gobierno de Paolo Gentiloni, cuyo mayor apoyo es el PD.

Renzi, de 42 años, acusó a los rebeldes de su partido de haberlo atacado siempre durante su mandato y de haberlo chantajeado para que abandonara la secretaría general del partido con amenazas de escisión.

"Escisión es una de las peores palabras, sólo una es peor que esa, es la palabra chantaje. Es inaceptable que un partido sea bloqueado por el dictado del ala minoritaria", dijo. "Tienen derecho a derrotarnos, no a eliminarnos. Es el corazón de la democracia", añadió.

El congreso para elegir al nuevo secretario general del PD se celebrará en junio.

AFP