Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El cortejo fúnebre de varias víctimas de la estampida ocurrida cerca de La Meca, en Arabi Saudí, recorre Teherán el 4 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Los cuerpos de 114 iraníes muertos por la estampida ocurrida durante el 'hach' cerca de La Meca fueron repatriados este domingo a Teherán, al día siguiente de la llegada de los primeros 104 cadáveres, indicó la agencia de prensa oficial Irna.

En total, 464 iraníes murieron en la tragedia del 24 de septiembre en Mina, del total de 769 muertos anunciados por Arabia Saudí. Irán estima, no obstante, que hubo entre 2.000 y 4.000 fallecidos.

Este domingo se organizó una ceremonia en homenaje a las víctimas en la Universidad de Teherán. Otra está prevista durante la jornada en una mezquita de la capital, en presencia del guía supremo, el ayatolá Alí Jamenei.

El presidente, Hasan Rohani, afirmó el sábado, en un acto organizado tras la llegada de los primeros cuerpos, que "si se demuestra que hay personas culpables de este accidente, no lo perdonaremos". "Hasta ahora, hemos utilizado el lenguaje de la diplomacia y el respeto, pero si es necesario, la República islámica de Irán utilizará el lenguaje de la autoridad", advirtió.

Poco después de la estampida, Teherán acusó a los responsables saudíes de incompetencia y mala gestión en la organización del 'hach', la peregrinación anual de los musulmanes a La Meca.

Las autoridades saudíes no han suministrado hasta el momento el número de víctimas por nacionalidad. Varios países han facilitado, no obstante, su cifra de ciudadanos fallecidos e identificados, mientras centenares de peregrinos siguen desaparecidos. Ese recuento por países permite establecer un balance de 1.038 muertos, muy por encima de la cifra dada por Riad.

AFP