Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La primera ministra británica, Theresa May, durante una reunión con el presidente francés, Emmanuel Macron, en el marco de una cumbre del G7 en la ciudad siciliana de Taormina (Italia), el 26 de mayo de 2017

(afp_tickers)

La campaña electoral británica se reanudó este viernes con críticas a la primera ministra, Theresa May, y a los conservadores por el atentado de Mánchester, cuya investigación continúa con una nueva detención.

A menos de dos semanas de las elecciones del 8 de junio, un sondeo de YouGov para el diario The Times reveló que los conservadores tienen solo una ventaja del 5% en intención de voto (43%-38%) respecto a los laboristas de Jeremy Corbyn, en vez del 20% con el que empezaron la campaña.

El sondeo se realizó el miércoles y el jueves de esta semana, dominada totalmente por el atentado que dejó 22 muertos en el pabellón Manchester Arena.

En un discurso que pronunciará este viernes, y del que se han avanzado extractos, Corbyn argumentará que la llamada "guerra contra el terrorismo" mediante la implicación en guerras en el mundo ha fracasado e incrementado la posibilidad de sufrir atentados en casa, lo mismo que los recortes presupuestarios en las fuerzas de seguridad.

"Muchos expertos, incluyendo a profesionales de nuestros servicios de inteligencia y seguridad, han apuntado a las conexiones entre las guerras en otros países que nuestro Gobierno apoya, o en las que participa, con el terrorismo en casa", afirma el discurso de Corbyn.

"Esta consideración no reduce en modo alguno la culpabilidad de quienes atacan a nuestros niños", precisó.

Las críticas de Corbyn se suman a las expresadas el jueves por Suzanne Evans, segunda del UKIP (Partido para la Independencia del Reino Unido), afirmando que May "tiene parte de responsabilidad" en el atentado debido a los recortes en seguridad.

May fue ministra del Interior durante seis años antes de ascender al poder en 2016 por la dimisión del también conservador David Cameron, que renunció por su derrota en el referéndum sobre la Unión Europea.

La primera ministra participará este viernes en Sicilia (Italia) en una cumbre del G7 en la que pedirá a las grandes compañías de internet que se impliquen más en la eliminación de contenidos extremistas en línea.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, efectuará una visita a Londres durante la jornada para expresar su solidaridad con el país y con los británicos.

Este gesto busca aplacar las tensiones que emergieron después de que se filtrasen a la prensa detalles de la investigación compartidos por el Reino Unido con Estados Unidos.

- Un detenido más -

La policía detuvo la madrugada de este viernes a otro hombre en relación con el atentado, y ya son ocho los que permanecen detenidos en el Reino Unido, entre ellos un hermano del autor material de la matanza, Salman Abedi, de 22 años.

Además, la policía realizó un registro en una vivienda en Wigan, una localidad al oeste de Mánchester, donde la víspera había sido detenido uno de los sospechosos.

La policía desalojó el área durante el operativo ante la posibilidad de que hubiera bombas y después permitió a los residentes volver a sus hogares.

El padre y otro hermano de Abedi están detenidos en Libia.

Poco a poco va reconstruyéndose el itinerario de Salman Abedi hasta su muerte en el Manchester Arena.

Nacido en Mánchester de padres libios que huyeron del régimen de Muamar Gadafi, Abedi estuvo en Libia y había vuelto al Reino Unido unos días antes del ataque.

Se sabe que en su camino de regreso a Mánchester desde Libia, Abedi fue a Estambul y a Düsseldorf sin abandonar las zonas de tránsito de ambos aeropuertos. Los vuelos directos entre Turquía y el Reino Unido son particularmente escrutados por la posibilidad de que traigan a combatientes de Siria e Irak.

Según The Sun y The Times, Abedi pasó los últimos días antes del atentado en un estudio alquilado en el centro de Mánchester, cerca de la estación de Piccadilly y del pabellón Manchester Arena.

- Lucha por volver a la normalidad -

En Mánchester, este viernes se celebrarán los Great City Games, una competición de atletismo en el centro de la ciudad, no lejos del lugar del atentado.

"Mánchester es realmente una ciudad resiliente y esperamos con impaciencia este evento deportivo organizado con la ayuda de la policía", declaró Luthfur Rahman, encargado de asuntos culturales y deportivos del ayuntamiento.

La alerta máxima en el país hizo que se desplazaran patrullas armadas a muchos trenes y provocó la suspensión de los viajes escolares a Londres.

Las autoridades no han dado por desmantelada la célula que ayudó a Abedi y, según varios medios británicos, las autoridades sanitarias pidieron a los hospitales que estén preparados por si hay nuevos atentados este fin de semana largo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP