Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Transeúntes reflejados en las vitrinas de las oficinas de Nasdaq en Times Square, en Nueva York, el 24 de junio de 2016, en la jornada del referéndum en Reino Unido sobre la permanencia o no en la Unión Europea (UE)

(afp_tickers)

Wall Street, que en sintonía con las plazas europeas borró prácticamente la caída del Brexit del 23 de junio, centrará su atención la semana próxima en la economía estadounidense y, en particular, en su desempleo.

Desde el fin de semana pasado, el índice Dow Jones Industrial Average ganó un 3,15% a 17.949,37 puntos, y el Nasdaq, que reúne valores tecnológicos, 3,28%, a 4.862,57 puntos. El índice ampliado S&P 500 progresó un 3,22%, a 2.102,95 puntos, con cuatro sesiones de alza en cinco.

Los índices están cerca de sus niveles previos al referendo en el que los británicos se pronunciaron por la salida de la Unión Europea (Brexit) con un repliegue de apenas 0,34% para el Dow Jones, de 0,97% para el Nasdaq y de 0,49% para el S&P 500.

"La caída de los índices viernes y lunes correspondió a mis expectativas, pero estoy muy sorprendido de la velocidad de la recuperación" bursátil, dijo Tom Cahill, de Ventura Wealth Management.

Según Cahill, los administradores de carteras se posicionaron para identificar y "adquirir buenos negocios" después del referéndum, y utilizaron capitales que querían colocar a fin de mes y de trimestre para relanzar la compra rápidamente.

Para Michael James, de Wedbush Securities, esta recuperación también es una señal de que "el mercado de acciones estadounidense es el sitio donde hay que estar para los inversores" en busca de estabilidad, dado que el impacto de un eventual Brexit sobre la economía estadounidense sigue siendo difícil de evaluar.

No obstante, estimó que a su nivel actual, la Bolsa está "quizás un poco alta", lo cual la deja vulnerable ante eventuales malas sorpresas.

- Opiniones en la semana previa -

"Al acercarse la temporada de resultados" trimestrales de empresas, que comienza con los de Alcoa el 11 de julio, "no me sorprendería ver advertencias sobre resultados, puede haber un retroceso", consideró James.

En cambio, Cahill se mostró claramente más optimista: "Como el (precio del) petróleo subió mucho (estos últimos meses), deberíamos ver mejores cifras" que el trimestre pasado, y eso es bueno para los índices, dijo.

Del lado macroeconómico, Cahill explicó que la atención estará monopolizada por la divulgación el viernes de los datos de empleo y desempleo de junio.

Si el nuevo informe vuelve a decepcionar con mucho menos creación de empleos que los cerca de 180.000 esperados, "el mercado podría bajar aún más, pero al mismo tiempo eso alejaría también la perspectiva de que la Reserva Federal aumente sus tasas de interés", lo cual permitiría mantener satisfechos a los inversores.

Antes, el miércoles, Cahill espera que el índice ISM sobre los servicios confirme la buena sorpresa que divulgó este viernes sobre la actividad en el sector manufacturero en junio, que registró un avance superior al previsto.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP