Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Tres socorristas participan el 20 de enero de 2017 en una operación de rescate en el Hotel Rigopiano, un complejo vacacional derrumbado tras una fuerte avalancha de nieve el día anterior

(afp_tickers)

Cuatro niños y una mujer fueron rescatados el viernes del hotel sepultado por un alud de nieve hace dos días en la zona montañosa italiana de Abruzos, en un milagroso operativo contrareloj del equipo de socorristas.

Todos los niños que se encontraban alojados en el hotel --donde habia tres docenas de personas-- en el momento de la tragedia fueron extraídos vivos de entre los escombros, según confirmó la Cruz Roja.

"Ha sido un milagro. Que maravilla. Edoardo está vivo. De los padres no sé aún nada, espero que también estén vivos", comentó feliz Simona de Carlo, tía de uno de los menores rescatados sanos y salvos.

"Seguimos la búsqueda de otros sobrevivientes", adelantó en la noche Luca Cari, portavoz de los bomberos.

- Sigue la búsqueda -

Los equipos de rescate trabajarán toda noche pese a la peligrosidad del terreno, la escasa visibilidad y al riesgo de otras avalanchas.

El hallazgo de personas vivas bajo el alud de nieve ocurrió casi dos días después de iniciada la desesperada búsqueda por parte de los socorristas que no perdieron en ningún momento la esperanza.

Unas 35 personas se encontraban en el hotel en el momento en el que el establecimiento fue arrasado el miércoles por la avalancha, de las cuales no se conoce el paradero aún de unas quince.

En un operativo espectacular, transmitido por la televisión, una madre con su hijo, fueron extraídos en la tarde de un agujero creado en la nieve endurecida por el aumento de la temperatura, formando una especie de iglú.

Los rescatados son la esposa y el hijo varón de Giampiero Parete, el primer sobreviviente hallado el jueves, quien se encontraba junto con Fabio Salzetta fuera del hotel en el momento del alud de nieve por lo que se refugiaron dentro de un automóvil.

La hija, Ludovica, de 6 años, también fue extraída este viernes de las ruinas del hotel, por lo que todo la familia se salvó del alud, otro milagro.

La ropa de invierno y las prendas de esquí permitieron a los rescatados sobrevivir bajo los escombros y el frío, según explicaron a los periodistas los médicos del hospital de Pescara, donde son atendidos.

"Esperamos encontrar más sobrevivientes, escuchamos sus voces, pero no sabemos cuántos son. Es posible que se hayan creado burbujas de aire bajo los escombros, lo que les ha permito sobrevivir", explicó a la AFP Roberto Carminucci, coordinador del equipo de rescate alpino.

Algunos de los sobrevivientes que aún se encuentran bajo la montaña de nieve y escombros han hecho fogatas para resistir, lo que ha permito localizarlos.

"Vimos humo, había unos cuantos pequeños incendios dentro de los escombros cubiertos por metros de nieve y deducimos que si había fuego había aire, así que empezamos a excavar", contó Marco Bini, de la Guardia de Finanzas.

El primer contacto con los supervivientes se produjo poco después de las 11H00 de la mañana local y los bomberos pudieron hablar en varias ocasiones con ellos.

Todos los huéspedes eran italianos y se encontraban en la zona de vacaciones.

- Investigación por 'homicidio involuntario' -

Dos días después de la tragedia, la fiscalía de Pescara abrió una investigación judicial por "homicidio involuntario", ya que se sospecha que hubo negligencia por parte de los administradores del hotel así como de las autoridades locales al autorizar la apertura del establecimiento.

El hotel de lujo Rigopiano se encontraba en una zona aislada de montaña cerca de Farindola, en los Apeninos, dentro del Parque Nacional del Gran Sasso.

El edificio de tres pisos, se redujo a uno, cubierto por escombros, árboles caídos y vidrios rotos. La piscina cubierta se congeló tras la ruptura de la marquesina que la cubría.

La región fue sacudida el miércoles por una secuencia de fuertes terremotos y de nevadas históricas, por lo que cerca de 7.000 personas, incluido 3.000 soldados, fueron movilizados para ayudar a las víctimas, así como a los cientos de residentes en aldeas aisladas que desde hace días se encuentran sin electricidad.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP