Navigation

Responsables políticos de París, Berlín y Barcelona piden a la UE una nueva directiva para Airbnb

El adjunto comunista a la vivienda en París, Ian Brossat, en un debate político el 11 de abril de 2019 en la capital francesa afp_tickers
Este contenido fue publicado el 15 noviembre 2019 - 09:39
(AFP)

Tres responsables políticos de izquierda de París, Berlín y Barcelona pidieron el viernes a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que revise los textos en vigor para regular la plataforma Airbnb, en una tribuna de la que AFP obtuvo una copia.

"Es importante que las ciudades tengan más posibilidades de regular este fenómeno tan intenso como reciente", escriben el adjunto comunista a la vivienda en París, Ian Brossat, la senadora de Berlín encargada de la vivienda, Katrin Lompscher (Die Linke), y la alcaldesa adjunta de Barcelona encargada de la vivienda Lucía Martín (Podemos).

"Los textos europeos deben ser revisados y tener en cuenta la situación de las metrópolis y las dificultades de acceso a la vivienda que las caracterizan", añaden los representantes elegidos en esta tribuna.

En su opinión, "la directiva +comercio electrónico+ actualmente en vigor, que data de 2000, ya no se adapta a las realidades de la economía de la plataforma".

Así, los tres responsables locales, que denuncian en sus ciudades un fenómeno de "sobre turismo", piden "a la nueva Comisión Europea una renovación de la legislación europea para regular mejor la actividad de las plataformas y proteger el acceso a la vivienda en las metrópolis turísticas".

En París, Berlín y Barcelona, el desarrollo de los alquileres de corta duración a través de plataformas como Airbnb provocó "una escasez de oferta de vivienda, aumento de los precios y alquileres y la exclusión de las capas populares".

El gigante estadounidense se enfrenta actualmente a la ciudad de París en varios litigios, algunos de los cuales están pendientes de resolución ante el tribunal de justicia de la Unión Europea.

"Según las normas de la UE, las plataformas no están obligadas a supervisar proactivamente la actividad de sus usuarios", subraya el gigante estadounidense, que afirma trabajar "con el gobierno francés y otros actores del sector para hacer que el alquiler turístico amueblado se desarrolle de manera responsable".

Entre los compromisos, "la aplicación del bloqueo automático de 120 pernoctaciones en 18 ciudades francesas, entre ellas París, desde el 1 de enero de 2019".

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.