Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre lleva un féretro en su bicicleta por el barrio de Kanyosha, en Buyumbura, el 10 de enero de 2016

(afp_tickers)

Los jefes de Estado africanos, reunidos este sábado en una cumbre en Adís Abeba decidirán sobre el envío a Burundi de una fuerza de paz para frenar el ciclo de violencia que azota a ese país, una opción que ha levantado fuertes reticencias.

Esta 26ª cumbre de la Unión Africana (UA) que se abrió este sábado en la capital etíope está consagrada oficialmente a los derechos humanos pero, como sucede a menudo, la actualidad robará el protagonismo en los debates.

El viernes, el Consejo de Paz y Seguridad (CPS) de la UA no logró alcanzar un consenso sobre el envío de una misión de paz de 5.000 hombres a Burundi. La misión fue decidida en diciembre por el CPS con el apoyo de la presidenta de la Comisión de la UA, Nkosazana Dlamini-Zuma.

"No estamos dispuestos a aceptar este despliegue bajo ninguna condición (...) estimamos que el país está bajo control a nivel de seguridad", dijo ante la prensa el ministro de Relaciones Exteriores burundés, Alain Aimé Nyamitwe.

El jefe de la diplomacia burundesa señaló además que su país no es el único opuesto a la propuesta.

"Los burundeses no son los únicos reticentes a esta idea (de despliegue)", declaró el presidente de Gambia, Yahya Jammeh, presente en la reunión. Jammeh dijo que se opone al despliegue de estas tropas "sin el acuerdo de Burundi".

Este sábado a las 16H30 GMT, los jefes de Estado continuaban reunidos y se ignoraba si habrá una resolución en lo que resta de la jornada o quedará para el domingo.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban ki-Moon, defendió por su parte desde la tribuna esta misión.

"Apruebo la propuesta de desplegar observadores de los derechos humanos y una misión de protección y prevención", dijo Ban.

Burundi está sumido en una grave crisis desde el anuncio en abril de la candidatura del presidente Nkurunziza a un tercer mandato, considerada por parte de la población contraria a la Constitución y al Acuerdo de Arusha que puso fin a la guerra civil (1993-2006).

La reelección de Nkurunziza en julio y una brutal represión de las manifestaciones provocaron una ola de violencia que causó al menos 400 muertos y más de 200.000 exiliados, según la ONU.

- 2/3 de votos necesarios -

La capital, Buyumbura, es actualmente escenario de ejecuciones extrajudiciales y violencia nocturna. Además, los autores de un golpe de Estado fallido en mayo han prometido derrocar al gobierno, si es necesario con armas.

Se necesita una mayoría de dos tercios para autorizar el envío de esta Misión africana de prevención y protección en Burundi (Maprobu), decidida por el Consejo de Paz y Seguridad de la UA en diciembre.

En esta 26ª Cumbre de la UA además, se designó al presidente de Chad, Idris Déby Itno, a la cabeza de la presidencia rotativa de la UA, reemplazando en el cargo al zimbabuense Robert Mugabe.

Convertido en una figura ineludible en lo que concierne a la lucha contra los grupos yihadistas en el África subsahariana, Deby llamó a sus homólogos a encauzar las crisis en el continente.

"Todo lo relativo a los derechos humanos que emprendamos ahora o más tarde será en vano y sin alcance real si dejamos perpetuarse las crisis en África, crisis a veces insoportables: en Sudán del sur, Libia, Somalia, Burundi, la región del Sahel, la cuenca del lago Chad...", advirtió Deby.

Respecto a Libia, "país al que queremos y que vive una terrible tragedia", el presidente chadiano anunció, aunque sin precisar los detalles, la creación y puesta en marcha de un Comité de jefes de Estado africanos apoyado por la ONU.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP