Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos zapadores rebeldes prorrusos caminan hacia el destruido aeropuerto internacional de Donetsk, el 13 de octubre de 2015

(afp_tickers)

El ejército ucraniano y los separatistas prorrusos anunciaron este martes que habían comenzado a retirar carros y armamento de la región separatista prorrusa de Donetsk, tras haberlo hecho en la vecina región rebelde de Lugansk.

"Comenzamos hoy (martes) la retirada de los carros, cañones de calibre inferior a 100 mm y de morteros de hasta 120 mm", anunció Leonid Matiujin, portavoz del ejército ucraniano.

La retirada comenzó en la zona de Debaltseve, punto estratégico que une las capitales rebeldes de Donetsk y de Lugansk y que fue testigo de violentos enfrentamientos antes de caer bajo control de los separatistas en febrero, precisó.

"La retirada comenzó en Debaltseve", confirmó por su parte a la AFP un alto responsable de la región separatista de Donetsk, Eduard Basurin.

El miércoles, los rebeldes retirarán los carros situados cera de Novoazovsk, ciudad bajo su control situada junto al mar de Azov, cerca del estratégico puerto de Mariupol, la última gran ciudad de la zona en conflicto que permanece bajo control del gobierno ucraniano, aseguró. "Tras Novoazovsk, será Donetsk", añadió Eduard Basurin.

Esta retirada de armamento, inicialmente en la región de Lugansk y posteriormente en la de Donetsk, estaba prevista en el acuerdo alcanzado a finales de septiembre entre las partes beligerantes para consolidar la tregua, respetada de manera global desde hace más de seis semanas.

El conflicto armado en Ucrania, exrepública soviética situada a las puertas de la Unión Europea, ya ha dejado más de 8.000 muertos desde su inicio, en abril de 2014.

AFP