Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de energía de Qatar Mohamed bin Saleh Al Sada presenta las conclusiones de la reunión de países productores de petróleo en Doha el 17 de abril

(afp_tickers)

Los grandes productores de petróleo no lograron llegar a un acuerdo este domingo para congelar la producción e impulsar los precios, tras una reunión en Doha marcada por la rivalidad entre Arabia Saudita e Irán.

"La conclusión general es que necesitamos más tiempo para hacer consultas entre nosotros, entre los países de la OPEP y los productores fuera de la OPEP", dijo Mohamed bin Saleh al Sada.

No se decidió una fecha para una nueva reunión, agregó.

Tras la falta de un acuerdo hay expectación sobre cómo reaccionarán los mercados el lunes.

Con respecto a las consecuencias, Sada dijo que "hay muchos factores" que influencian los precios y afirmó que los fundamentos del mercado del petróleo siguen siendo positivos.

Un proyecto, suscrito en febrero por Arabia Saudita, Rusia, Catar y Venezuela, busca congelar la producción de crudo con el fin de contrarrestar la oferta excesiva hasta que la demanda se reactive, el tercer trimestre de 2016.

La reunión congregó a una quincena de países, mayoritariamente miembros de la OPEP.

Irán, que no asistió a la reunión estuvo en el centro de las discusiones ya que Teherán se opone a congelar la producción, tras pasar años fuera del mercado por las sanciones internacionales, recién levantadas tras el acuerdo sobre el programa nuclear con las grandes potencias.

"Nosotros respetamos la posición de Irán (...) ciertamente un mantenimiento hubiera sido más efectivo si grandes productores como Irán hubieran estado incluidos".

"Eso hubiera ayudado a equilibrar el mercado", admitió.

- Irán no cede -

Según una fuente citada por la agencia de prensa rusa Ria-Novosti, Arabia Saudita exigió como condición que en el acuerdo participarán todos los países de la OPEP.

Riad "puso como condición la participación de todos los países de la OPEP, incluido Irán", dijo una fuente de una de las delegaciones.

Las divergencias entre Irán y Arabia Saudita, dos rivales regionales en los conflictos de Medio Oriente, ya habían surgido antes de la reunión.

"La reunión de Doha es para las personas que quieren participar en el plan de congelación de la producción", declaró el ministro iraní del Petróleo, Bijan Namdar Zanganeh, citado en el sitio web de su ministerio.

"En la medida en que no está previsto que Irán firme ese plan, la presencia de un representante de Irán en la reunión no es necesaria", agregó.

Ambos países también divergen sobre la estrategia sobre los precios, ya que mientras que Irán busca recuperar el tiempo perdido, Arabia Saudita se ha negado a recortar el bombeo, pese a la caída de los precios, con el objetivo de sacar del mercado a competidores como los productores de petróleo de esquisto estadounidense.

Desde junio de 2014, los precios del crudo han caído más del 60%, provocando pérdidas millonarias para los países productores, que han afectado duramente a economías como la de Venezuela.

Antes de la reunión, la OPEP ya había advertido que el exceso de oferta podría seguir acentuándose, en la medida que la organización recortó sus previsiones de crecimiento para la economía mundial.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP