Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas holandés Jeroen Dijsselbloem sona una campana al comienzo de una reunión del Eurogrupo el 11 de febrero de 2016 en Bruselas

(afp_tickers)

La próxima reunión de los ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) para revisar el programa de rescate griego tendrá lugar el 9 de mayo, anunció este jueves por la noche el gobierno griego en un comunicado.

"El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, informó al ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos, que la reunión tendrá lugar el 9 de mayo", indicó este comunicado.

Atenas informó además que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, habló también por teléfono con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y con el secretario estadounidense del Tesoro, Jacob Lew.

Michel Reijns, portavoz del Dijsselbloem, confirmó la fecha de esta reunión en su cuenta en Twitter.

Este encuentro, previsto inicialmente este jueves, fue cancelado a causa de las diferencias entre Atenas y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que reclamaba más medidas de austeridad a Grecia.

Esta anulación provocó la indignación de Atenas. El primer ministro griego llamó el miércoles al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, para pedirle la convocatoria de una cumbre extraordinaria, si nada avanzaba a nivel ministerial.

El mismo día, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, le negó esta cumbre y pidió en cambio que se organizara "lo antes posible" una reunión del Eurogrupo.

Grecia desea que sus acreedores terminen lo antes posible la evaluación del programa de reformas adoptado por Atenas.

"Debemos concluir la revisión [del programa de rescate] lo antes posible (...) todo atraso sería nefasto para la economía griega", había dicho el jueves en Bruselas el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

La conclusión de esta primera revisión del programa permitirá desbloquear otro tramo del rescate por al menos 5.400 millones de euros, para que Atenas salde vencimientos con el BCE en julio.

Durante la última reunión del Eurogrupo en Ámsterdam, el pasado viernes, los países europeos abordaron un paquete de medidas adicionales que impondrían a Atenas si no respeta los objetivos presupuestarios fijados para 2018. Esta medida buscaba convencer al FMI para que participe en el plan de ayuda griego.

Las proyecciones de los acreedores europeos apuntan a que las medidas que adoptará Grecia le permitirán un excedente fiscal primario (sin los intereses de la deuda) de 3,5% del PIB en 2018, año en que finaliza el programa. Para el FMI, que aún no decidió si participa en el rescate, este objetivo no es realista.

Atenas rechazó en cambio medidas adicionales y propone un "mecanismo automático", que permita al gobierno proceder a recortes si es necesario, sin especificar en qué sectores.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP