Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El emir de Catar, Tamin bin Hamad Al Thani, en una cumbre del Consejo de Cooperacion del Golfo (GCC) en Manama, Bahréin, el 6 de diciembre de 2016

(afp_tickers)

Arabia Saudita anunció el sábado que Catar está dispuesto a dialogar para resolver la crisis diplomática entre ambos países que se extiende ya desde hace tres meses, aunque matizó la información exigiendo a Doha una confirmación clara de sus intenciones.

El emir de Catar llamó al príncipe heredero de Arabia Saudita Mohamed bin Salman para expresarle su interés en resolver la crisis diplomática entre ambos países que se extiende ya desde hace tres meses, informó en las primeras horas del sábado la agencia estatal de Riad SPA.

El príncipe "celebró la disposición", agregó la agencia oficial, que precisó que "el anuncio sobre las modalidades de este diálogo se efectuará después de que haya un acuerdo" entre Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto, que en bloque con Riad rompieron sus relaciones con Catar en junio.

La llamada telefónica del emir de Catar, el jeque Tamin bin Hamad Al Thani se produjo después de que el jueves el presidente estadounidense, Donald Trump, se ofreció para mediar en la crisis, asegurando que la disputa podría ser resuelta "bastante fácilmente".

Pero poco después, un portavoz oficial saudita informó que el reino suspendía cualquier diálogo y contacto con Catar, a la espera de que Doha clarificara sus posiciones.

El portavoz, citado por la agencia SPA, protestó por la manera en que Doha informó de la llamada telefónica del emir al príncipe saudita, afirmando que su vecino "distorsionó el contenido de la conversación".

"El contacto se produjo a instancias de Catar y su petición de un diálogo", informó SPA, citando a una fuente del ministerio de Relaciones Exteriores saudita.

"Catar no está siendo serio en el diálogo y sigue con sus políticas pasadas. El Reino de Arabia Saudita declara que cualquier diálogo con Catar debe ser suspendido hasta que se publique un comunicado claro explicado su posición", indicó.

- 'Significativo' -

La crisis, latente, estalló el 5 de junio cuando tres países del Golfo -Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin- y Egipto rompieron sus relaciones diplomáticas con Doha.

Esos países acusan a Catar de apoyar a los grupos extremistas y de haber acercado posiciones con Irán, gran rival de Arabia Saudí, e impusieron al rico emirato unas sanciones sin precedentes, bloqueando vías de acceso marítimas, aéreas y terrestres.

Doha rechazó estas acusaciones y culpó a esos cuatro países de actuar contra su soberanía.

Pese a las declaraciones posteriores de Arabia Saudita que moderaron las expectativas, los expertos consideraron que el hecho de que hubiera contactos, ya es un signo de que las tensiones se están disipando.

"El hecho de que se produjera la conversación telefónica y hubiera esta oferta de diálogo es de por si significativo", dijo Kristian Ulrichsen, analista del Baker Institute de la estadounidense Universidad Rice.

Esto "muestra una desescalada de esta política exterior arriesgada que caracterizó la situación del Golfo desde junio", explicó el experto a la AFP.

Hasta ahora, los esfuerzos diplomáticos llevados a cabo por Kuwait, un mediador clave en la región, habían fallado.

El emir de Kuwait, el jeque Sabah al Ahmad Al Sabah, fue recibido por Trump en la Casa Blanca.

"Estoy convencido de que este avance potencial esta vinculado con el encuentro del emir de Kuwait con el presidente Trump y al consenso de que esta crisis ya ha durado lo suficiente y que hay que resolverla", agregó.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP