Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un chamán indígena Ashaninka lleva una piel de jaguar durante una ceremonia con un símbolo de Rio-2016 para el éxito de los Juegos Olímpicos en Brasil afuera del estadio Maracaná, junto a un edificio abandonado que solía ser el Museo Indígena, en Río de Janeiro, el 19 de junio de 2016.

(afp_tickers)

El estado de Rio de Janeiro se halla en "estado de calamidad", pero su capital, sede de los Juegos Olímpicos, está blindada a esa crisis, que en nada afectará la organización del evento, aseguró este martes su alcalde.

El decreto de "estado de calamidad", firmado por el gobernador interino de Rio, Francisco Dornelles, advierte que la grave crisis financiera del estado "impide el cumplimiento de las obligaciones asumidas a raíz de la realización de los Juegos".

Sin embargo, de pie y micrófono en mano, el alcalde Eduardo Paes fue tajante: una cosa no tiene que ver con la otra.

"No hay ninguna relación entre la crisis financiera del estado y la realización de los Juegos, y no hay riesgo de que esta crisis afecte la entrega de las instalaciones olímpicas", dijo Paes en una rueda de prensa 45 días antes de la ceremonia inaugural, que tendrá lugar el 5 de agosto.

Para ilustrar con números, Paes explicó que 93,5% de las obras olímpicas depende de la alcaldía, y 6,5% del gobierno del estado.

"Pagamos a nuestros empleados, redujimos nuestra deuda, estamos manteniendo nuestras inversiones, la ciudad está muy bien y también los Juegos Olímpicos y Paralímpicos", se felicitó Paes.

El alcalde reiteró la importancia de contar con recursos privados para las obras públicas previstas: el municipio destinó en siete años el equivalente al 1% de lo invertido en salud y educación, y el Estadio Olímpico de Londres costó el equivalente a 20 instalaciones cariocas. Al final, Rio-2016 será 35% más económico que lo previsto, dijo Pes.

- Auxilio federal -

"Si el estado está en crisis no es por causa de los Juegos Olímpicos, está en crisis porque está en crisis, por otras razones", añadió el funcionario.

La previsión del déficit del estado es de 19.000 millones de reales (5.555 millones de dólares), debido a la aguda caída de la recaudación en un Brasil en profunda recesión y sobre todo por la recepción de menos royalties provenientes del petróleo.

Y el escenario es "trágico", según lo describió el propio Dornelles.

Los profesores están en huelga desde el 2 de marzo y la mayoría recibirá el salario de mayo en cuotas, al igual que los funcionarios públicos y jubilados. Muchos de ellos no cobran sus salarios desde hace meses.

Hay hospitales que niegan atención por falta de recursos y los estudiantes ocuparon escuelas para protestar contra los recortes en la educación. El gobierno eliminó cinco secretarías y anuló dos programas sociales.

La seguridad --la policía depende del gobierno regional-- es por otra parte una de las principales preocupaciones de cara a los Juegos.

Los cruces de tiros entre narcotraficantes y policías son frecuentes en las favelas, que en ocasiones están ubicadas a apenas unas cuadras de los barrios teóricamente tranquilos donde se congregarán atletas y turistas.

Este fin de semana, por ejemplo, una atleta paralímpica de Australia fue asaltada en Rio un mes después de que miembros del equipo olímpico de vela español fueran víctimas de un robo.

"Lo lamento, es inaceptable que estas cosas pasen. No sólo con ella, sino con cualquier ciudadano. Sabemos los desafíos que Rio atraviesa en materia de seguridad (...). Sólo puedo disculparme con esta atleta en nombre de la ciudad", dijo Paes.

El gobierno federal aprobó una asistencia financiera de 2.900 millones de reales (851 millones de dólares) para gastos de seguridad pública durante los Juegos.

Rio también reclama recursos para terminar la construcción del metro entre el barrio turístico de Ipanema y Barra da Tijuca, centro neurálgico del evento deportivo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP