AFP internacional

El presidente iraní, Hasan Rohani, parte desde el aeropuerto José Martí de La Habana, Cuba, el 20 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

El presidente iraní, el moderado Hasan Rohani, es uno de los seis candidatos a las elecciones del 19 de mayo, después de que su candidatura fuera aceptada por el Consejo de los Guardianes de la Constitución, anunciaron el jueves los medios estatales.

La candidatura del expresidente ultraconservador Mahmud Ahmadinejad ((2005-2013)) en cambio fue rechazada por este mismo consejo, controlado por religiosos conservadores.

Ahmadinejad creó confusión el 12 de abril cuando presentó su candidatura, a pesar de que el guía supremo, el ayatolá Ali Jamenei, se había opuesto a ello.

Un total de 1.636 candidatos, de los cuales 137 mujeres, se presentaron oficialmente para estos comicios.

Pero el Consejo de Guardianes solo ha retenido a seis candidatos, entre ellos Rohani.

Entre los otros aspirantes figuran tres conservadores: Ebrahim Raisi, cercano a Ali Jamenei, el actual alcalde de Teherán, Mohamad Bagher Ghalibaf, y Mostafa Mirsalim.

El primer vicepresidente de Rohani, Eshaq Jahanguiri, un reformador cercano al actual presidente, también fue autorizado a presentarse, así como el exministro de Industria Mostafa Hashemitaba.

Como en los anteriores comicios presidenciales, el consejo no aprobó ninguna de las candidaturas de las mujeres que se inscribieron.

El religioso conservador Ebrahim Raisi se perfila como principal rival de Rohani. Durante años ejerció de fiscal y lo sigue siendo en el tribunal del clero, encargado de juzgar los delitos de los religiosos.

- Inicio inmediato de la campaña -

De 68 años y también religioso, Rohani, candidato para un segundo mandato de cuatro años, obtuvo una fácil victoria en 2013 en la primera vuelta, gracias al amplio apoyo de moderados y conservadores.

Rohani puede jactarse de haber concluido un acuerdo nuclear histórico con las grandes potencias, entre ellas Estados Unidos, y llevar la inflación de más de 40% a cerca del 8% en menos de cuatro años.

Pero la sociedad se siente decepcionada ante el poco avance económico y una tasa de desempleo que pasó de 10,5% a 12,4%. Los esperados millones de dólares en inversiones extranjeras tampoco llegaron.

Aunque Rohani consiguió aportar más libertad en el plano social, Irán sigue teniendo presos políticos como Mir Hosein Mussavi y Mehdi Karubi, líderes de la oposición durante la presidencia de Mahmud Ahmadinejad, que se encuentran en residencia vigilada desde 2011.

La llegada al poder del presidente estadounidense Donald Trump, que criticó duramente el acuerdo nuclear e impuso nueva sanciones contra Irán especialmente por su programa balístico y la situación de los derechos humanos, dificulta sin embargo el camino de Rohani.

El Consejo de los Guardianes decidió que la campaña electoral podía comenzar inmediatamente, aunque en un principio estaba previsto que empezara el 28 de abril.

Los seis aspirantes no podrán enfrentarse en debates televisados durante la campaña, anunció este jueves el ministerio del Interior.

A pesar de que los debates en directo fueron muy seguidos durante las dos últimas elecciones presidenciales, en 2009 y 2013, la comisión de supervisión de la campaña afirmó que los debates serían grabados con anterioridad.

AFP

 AFP internacional