Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado británico vigila en Sittwe, en el estado de Rakhine, el 20 de septiembre de 2018

(afp_tickers)

Varias decenas de oenegés se unieron este viernes para denunciar un plan de "repatriación" a Birmania, anunciado para la semana próxima, de musulmanes rohinyás que huyeron de lo que la ONU denunció como un "genocidio", afirmando estar "aterrorizados".

En el primer grupo, "más de 2.260 personas desplazadas deben ser acogidas a un ritmo de 150 diarios, a partir del 15 de noviembre", es decir, el próximo jueves, anunció el martes el diario oficial The Global New Light of Myanmar, asegurando que se había alcanzado un acuerdo con Bangladés, adonde más de 720.000 rohinyás huyeron desde agosto de 2017 a causa de la violencia en su región.

"Nos pidieron que estuviéramos preparados para su llegada el 15 de noviembre", confirmó el viernes Mying Khaing, un alto responsable regional del estado de Rakáin, región del oeste de Birmania en la que se produjeron los altercados violentos, denunciando "rumores" para desacreditar el proceso.

Pero las 42 oenegés que firmaron la carta abierta publicada el viernes manifestaron su preocupación, juzgando que las condiciones de seguridad no eran las adecuadas y que el regreso de los rohinyás sería "peligroso", en un país marcado por un virulento nacionalismo budista.

"Huyeron de Bangladés en busca de seguridad... Están aterrorizados ante la idea de lo que les ocurrirá si vuelven ahora a Birmania y preocupados ante la falta de información", precisaron las oenegés que trabajan sobre el terreno, entre las que se encuentran Oxfam y Save The Children.

Los afectados temen especialmente que se les obligue a ir a los sórdidos campos en los que viven desde hace años más de 120.000 rohinyás en el estado de Rakáin.

Esta semana, los guardacostas bangladesíes rescataron a 33 rohinyás en el mar, que se habían embarcado rumbo a Malasia, uno de los países de la región a los que esta minoría musulmana privada de derechos en Birmania huye masivamente.

En junio, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) firmaron un acuerdo con las autoridades birmanas para crear ayudar a crear unas condiciones propicias para un retorno voluntario y seguro de los rohinyás a Birmania.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP