Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un avión de la compañía Egyptair fotografiado el 19 de mayo de 2016 en el aeropuerto Roissy-Charles De Gaulle, París

(afp_tickers)

A raíz del drama del avión de EgyptAir, las medidas de seguridad se han intensificado en el aeropuerto de París-Roissy, ya bajo estrecha vigilancia desde los atentados yihadistas de 2015, para evitar en particular la infiltración de personal radicalizado.

- 400 casos "inquietantes" de radicalización -

Después de los atentados de París, las autoridades decidieron estudiar las 86.000 autorizaciones de acceso a las zonas llamadas 'reservadas' del aeropuerto.

Entre enero de 2015 y abril de 2016, esa autorización fue retirada o no renovada a más de 600 personas. Entre ellas, 85 eran sospechosas de radicalización, según las autoridades. Pese a ello, hay todavía en la plataforma "400 casos inquietantes de radicalización", según una fuente cercana al caso.

Para identificarlas se tienen en cuenta todos los detalles: la negativa de un asalariado de sexo masculino de hablar con una mujer o de recibir consignas de una mujer basta para retirar la autorización.

Desde el jueves, los investigadores interrogan al personal de tierra que debió acercarse al avión de la compañía egipcia que se estrelló en el mar el miércoles por la noche, cuando se dirigía de París a El Cairo.

Los investigadores afirman sin embargo que por ahora no privilegian ninguna pista.

- Reconstruir los hechos de la escala en Roissy -

La gendarmería del transporte aéreo (GTA), la policía de fronteras y los servicios de inteligencia trabajan para reconstruir los hechos en torno a la escala del Airbus A320 en Roissy. El avión llegó de El Cairo a las 21h55 del miércoles y despegó una hora más tarde, poco después de las 23h00, un lapso muy corto.

Pasajeros, miembros de la tripulación, personal de limpieza, mantenimiento, aprovisionamiento y transporte de equipajes: el objetivo es identificar a todas las personas que tuvieron acceso al avión, en particular a través de las cámaras de vigilancia. Según una fuente bien informada, no se identificó hasta ahora "ningún fallo ni persona sospechosa". A primera vista, las medidas de seguridad de Roissy "fueron correctas", dijo otra fuente cercana al caso. "La hipótesis terrorista no está excluida, pero más bien en forma de una acción humana que de una bomba", agregó.

La tarea es complicada además por el hecho de que, antes de hacer escala en París, el avión pasó por Egipto, Eritrea y Túnez.

- La pista de los pasajeros -

La lista de los pasajeros también está siendo analizada. "Es demasiado pronto para decir si hay o no un perfil problemático", lo que "no quiere decir que no hay sospechas", según otra fuente.

Una fuente del aeropuerto indicó que ninguna carga fue embarcada en Roissy. Y los equipajes de bodega y de cabina fueron "inspeccionados y filtrados en un cien por ciento". La hipótesis de la introducción de explosivos en Roissy parece pues "sumamente improbable".

Desde noviembre pasado las medidas de seguridad fueron aumentadas en todos los aeropuertos franceses. "Pasajeros y equipaje de bodega son controlados por tres sistemas sucesivos", explica a AFP Xavier Tytelman, experto en seguridad aérea.

"Después de un primer control con escáner, las maletas consideradas sospechosas son dirigidas a un segundo sistema: tomografías que detectan las conexiones químicas, reveladoras de presencia o no de explosivos; última etapa, una fase de inspección humana con la eventual intervención de un equipo de desminado", dice. Para los controles de equipaje de mano, los controles de escáner son "fiables en un 99,9%".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP