Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson (primero a la izquierda) y el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov (a la derecha), durante una reunión que mantuvieron este jueves 7 de diciembre en Viena

(afp_tickers)

Rusia se declaró este jueves "muy preocupada" por la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y llamó a la "moderación" y al diálogo a las partes implicadas en el conflicto israelo-palestino.

"Moscú está preocupada por la decisión anunciada en Washington", informó en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, que teme consecuencias nefastas para la región en su conjunto.

"Debe alcanzarse una solución justa y segura al conflicto israelo-palestino sobre una base jurídica internacional que tome en consideración las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que prevén que se resuelvan todos los aspectos del estatuto definitivo de los territorios palestinos, incluido el delicado tema de Jerusalén, en negociaciones directas israelo-palestinas", añade el ministerio.

"Llamamos a todas las partes implicadas a la moderación y a renunciar a acciones descontroladas y de consecuencias graves", añade el ministerio ruso, que también pide que se aborde el problema del "acceso libre de todos los creyentes a los lugares santos de Jerusalén".

Por su parte, la Unión Europea afirmó este jueves que la decisión de Trump puede presagiar "tiempos aún más sombríos".

"El anuncio del presidente Trump sobre Jerusalén tiene un impacto potencial muy inquietante. El contexto es muy frágil y el anuncio puede llevarnos a tiempos aún más sombríos", advirtió la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en una breve conferencia de prensa en Bruselas.

Una milicia chií de Irak, favorable a Irán, amenazó este jueves con atacar a las fuerzas de EEUU. "La decisión de Trump sobre Al Qods [Jerusalén] legitima atacar a las fuerzas estadounidenses en Irak", dijo Akram Al Kaabi, el jefe de la milicia Nujaba en un comunicado.

Este movimiento, creado en 2013, tiene el apoyo militar de los Guardianes de la Revolución, el ejército de élite del régimen iraní.

El grupo tendría unos 1.500 miembros y se integra dentro de los grupo paramilitares Hashd Al Shaabi, creados en 2014 para luchar contra la organización yihadista Estado Islámico (EI). Cerca de 4.000 soldados estadounidenses están desplegados en Irak.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP