Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en la reunión internacional para la paz en Afganistán organizada en Moscú, el 9 de noviembre de 2018

(afp_tickers)

El gobierno afgano y milicianos talibanes no alcanzaron el viernes un acuerdo sobre negociaciones de paz directas, luego de un día de reunión en Moscú.

Rusia, que dijo haber invitado a representantes de Estados Unidos, India, Irán, China, Pakistán y cinco ex repúblicas soviéticas de Asia Central, hospedó la conferencia con la ambición de que "abra una nueva página" en las negociaciones para poner fin a una década de guerra.

Pero el encuentro terminó sin que las delegaciones de ambas partes se pusieran de acuerdo sobre la forma de un diálogo sin mediadores y directo.

El portavoz de los talibanes, Mohamad Abas Stanikzai, dijo a periodistas que "esta conferencia no fue sobre un diálogo directo", según las declaraciones traducidas citada por la agencia Interfax.

Los talibanes "no reconocen la legalidad el actual gobierno y por lo tanto no tendremos negociaciones con ellos", dijo.

"Al respecto de nuestra principal demanda, el retiro de las tropas extranjeras, discutiremos una solución pacífica con los estadounidenses", añadió.

En octubre una delegación talibán se reunió en Catar con el enviado especial para la paz estadounidense Zalmay Khalilzad para hablar sobre el fin del conflicto.

Hajji Din Mohamad, miembro de la delegación afgana dijo a periodistas que Rusia los invitó a una nueva reunión sobre Afganistán pero que "no hubo un acuerdo sobre un diálogo directo" con los talibanes, según reportó RIA Novosti.

Al inaugurar la reunión el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, exhortó a los participantes a "no guiarse por sus intereses personales o colectivos, sino por los del pueblo afgano".

La participación en esta reunión de un organismo gubernamental afgano y de los talibanes es una "contribución importante a la creación de condiciones favorables al lanzamiento de negociaciones directas", dijo Lavrov.

La reunión prosiguió luego a puerta cerrada en un lujoso hotel de Moscú.

El martes, el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg afirmó que las perspectivas de paz en Afganistán eran "más altas que desde hace muchos años", a pesar de la escalada de violencia y los repetidos reveses de las fuerzas afganas.

Los talibanes enviaron cinco representantes a Moscú pero insistieron que no mantendrían ninguna negociación con la delegación enviada por Kabul.

Esta es la primera vez que los talibanes participan en una reunión internacional de este nivel, subrayó el jueves la portavoz de la diplomacia rusa, Maria Zajarova.

La delegación afgana estaba compuesta por cuatro miembros del Consejo para la paz, una entidad del gobierno a cargo de la reconciliación con las milicias, dijo el portavoz Sayed Ihsan Taheri.

El ministerio de Relaciones Exteriores afgano enfatizó que el consejo no representa al gobierno en la reunión sino que actuó como una institución "nacional" no gubernamental.

Pakistán, a quien se acusa de dar apoyo a los talibanes afganos, estuvo representado.

Washington envió a un representante de su embajada en Moscú como observador.

La iniciativa rusa se produce en un momento sensible en Afganistán. Según un reciente informe estadounidense, el control del territorio afgano por las autoridades nunca estuvo tan mal en los últimos tres años. Las fuerzas de seguridad gubernamentales sufren pérdidas récord.

burs-mp/pop/pa/pb

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP