Navigation

Rusia acusa a EEUU de romper un acuerdo con la venta del sistema de defensa a Japón

El viceministro ruso de Exteriores, Serguei Ryabkov, en unas negociaciones nucleares en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, el 15 de octubre de 2013 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 30 diciembre 2017 - 12:35
(AFP)

El viceministro ruso de Exteriores, Serguei Ryabkov, acusó este sábado a Estados Unidos de violar un acuerdo de armamento clave al vender a Japón un sistema de defensa antimisiles.

"El hecho de que tales sistemas puedan aparecer (...) en las fronteras orientales de Rusia crea una situación que no podemos ignorar en nuestra planificación militar", declaró en un comunicado publicado en la página web del ministerio ruso de Relaciones Exteriores Ryabkov.

Estados Unidos ya "los está desplegando [sistemas de defensa antimisiles] en sus bases militares en Rumanía y Polonia, cerca de nuestras fronteras occidentales, lo que va en contra del tratado INF [Tratado sobre las fuerzas nucleares de medio alcance] de 1987 que prohíbe el despliegue de esos sistemas en tierra", dijo Ryabkov.

El jueves, la portavoz del ministerio ruso de Exteriores, Maria Zajarova, declaró que el despliegue de un sistema de defensa antimisiles estadounidense en Japón tendría un impacto negativo en las relaciones entre Tokio y Moscú.

"Consideramos que el paso dado por la parte japonesa va en contra de los esfuerzos de asegurar la paz y la estabilidad en la región", afirmó Zajarova y añadió que Moscú "lamentaba profundamente" y sentía "serias preocupaciones" por esta situación.

El 19 de diciembre, el gobierno japonés aprobó la instalación de dos sistemas de defensa antimisiles estadounidenses Aegis Ashore en tierra para defender al país del avance nuclear y las amenazas de misiles de Corea del Norte.

Japón prevé incrementar su presupuesto de defensa para el próximo año fiscal para reforzar su defensa antimisiles frente a las amenazas de su vecino.

A principios de diciembre, el ministro japonés de Defensa, Itsunori Onodera, dijo que el país planea adquirir misiles de crucero de largo alcance (900 kilómetros) a empresas estadounidenses.

Una polémica posición, ya que la pacífica constitución japonesa prohíbe el uso de la fuerza como medio para resolver crisis internacionales.

Después de que Corea del Norte lanzara en septiembre un misil por encima de la isla japonesa de Hokkaido, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, declaró que "nunca toleraría la acción provocadora y peligrosa" de Corea del Norte e instó a la comunidad internacional a aumentar la presión contra Pyongyang.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.