Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Sirios evacuando a un hombre herido de entre las ruinas de un edificio destrozado por una bomba, en Al-Mashhad, cerca de Alepo, el 26 de julio de 2016

(afp_tickers)

El ministro ruso de Defensa, Sergei Shoigu, anunció este jueves el lanzamiento de una "operación humanitaria de gran amplitud" en Alepo, en el norte de Siria, con la creación de corredores humanitarios para los civiles y los combatientes dispuestos a deponer las armas.

Teniendo en cuenta la "situación humanitaria difícil" en la ciudad sitiada desde el 7 de julio, donde estos últimos días se han producido intensos combates, Shoigu, citado por las agencias rusas, precisó que se crearán con las fuerzas gubernamentales tres corredores humanitarios para "los civiles tomados como rehenes por los terroristas así como para los combatientes que quieran deponer las armas".

Un cuarto corredor será abierto en el norte, en la carretera de Castello, para permitir "el paso con toda seguridad de los combatientes armados", agregó, añadiendo que se trataba de "garantizar la seguridad de los habitantes de Alepo".

La operación comenzará el 28 de julio, indicó el ministro.

La antigua capital económica de Siria está dividida desde 2012 entre barrios controlados por el régimen en el oeste y en las zonas del este, en manos de los rebeldes.

Los barrios rebeldes están totalmente sitiados desde el 17 de julio por las tropas del presidente Bashar Al Asad. Ninguna ayuda humanitaria ha podido acceder a estos sectores desde el 7 de julio, cuando las fuerzas gubernamentales consiguieron cortar la carretera de Castello, su último eje de abastecimiento.

Los barrios controlados por los insurgentes han sido bombardeados regularmente estos últimos días y las fuerzas del régimen han ido avanzando, tomando la carretera y al menos un barrio rebelde situado en la periferia noroeste de la ciudad.

"Hemos instado muchas veces a la partes enfrentadas a un alto el fuego pero los combatientes siempre han violado la tregua, han bombardeado las zonas habitadas y han atacado las posiciones de las fuerzas gubernamentales", denunció Shoigu.

"Por consecuencia, en la ciudad de Alepo y en sus alrededores, la situación humanitaria es difícil", agregó el ministro.

Los corredores humanitarios servirán para aportar ayuda alimentaria y médica, precisó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP