Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una familia siria pase por el barrio Al Gura de Damasco el 23 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Rusia prosiguió este sábado sus iniciativas diplomáticas en torno al conflicto sirio, manifestándose dispuesta a ayudar al Ejército Sirio Libre (ESL), al día siguiente de una reunión con el trío Washington-Riad-Ankara y tras un acuerdo de "cooperación" con Jordania.

La fuerza aérea rusa está dispuesta a apoyar desde el aire al ESL, la oposición siria respaldada por Occidente, en su lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), anunció Serguei Lavrov. "Estamos dispuestos a apoyar también desde el aire a la oposición patriótica, incluido el supuesto Ejército Sirio Libre", declaró Lavrov a la cadena de televisión Rossiya 1.

"Lo principal para nosotros es acercarnos a la gente encargada de representar a aquellos grupos armados que luchan contra el terrorismo", afirmó el ministro, según un texto de la cadena.

El viernes se anunció un acuerdo entre Rusia y Jordania, perteneciente a la coalición antiyihadista liderada por Estados Unidos, para "coordinar las acciones, como las de las fuerzas aéreas en Siria".

Ese mismo día, Lavrov y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, acordaron examinar nuevas posibilidades para alcanzar un acuerdo político que ponga fin a la guerra en Siria.

Sin sorpresas, el anuncio dejó incrédulos a los representantes del ESL, que acusan a Rusia de atacar esencialmente a los grupos rebeldes considerados moderados desde el comienzo de su campaña aérea, a finales de setiembre, en tanto que el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, había declarado el viernes que Moscú no llegaba a identificar una "oposición moderada" en Siria. "¿Rusia bombardea al ESL y ahora quiere cooperar con nosotros mientras sigue vinculada a Al Asad? No entendemos para nada a Rusia", reaccionó el teniente coronel Ahmad Saud, portavoz de la División 13.

"En lugar de evocar su voluntad de colaborar con el ESL, Rusia debería detener los bombardeos", declaró Samir Nashar, un representante de la coalición opositora, quien afirmó "que el 80% de los bombardeos rusos tiene por objetivo al ESL".

- "Elecciones presidenciales y legislativas" -

Lavrov también afirmó tener la esperanza de poder sentar a todas las partes del conflicto en Siria "a la mesa de negociaciones" en un futuro próximo. "Evidentemente, es necesario prepararse para elecciones legislativas y presidenciales", dijo.

Esta propuesta fue considerada absurda por los rebeldes sirios apoyados por Occidente. Nashar la juzgó de absurda, asegurando que Rusia intentaba "esquivar las demandas del pueblo sirio sobre una renuncia de Al Asad".

La evolución reciente de las negociaciones "nos da esperanzas de que el proceso político avance en un futuro cercano" y muestra que los occidentales se dirigen hacia una "comprensión más justa" de la situación en Siria, dijo Lavrov, según la transcripción de la entrevista con la cadena Rossiya 1 difundida este sábado por su propio ministerio. Esta entrevista fue grabada antes de la reunión del viernes entre Lavrov y Kerry, en Viena, en el marco de las discusiones del cuarteto compuesto además por Arabia Saudí y Turquía para abordar una salida a la guerra en Siria.

"Los facilitadores extranjeros no pueden decidir nada por los sirios, tenemos que llevarlos a desarrollar" un plan para el futuro de la vida política en el país, donde se tomen en cuenta los intereses de todos los grupos.

Lavrov agregó que la actual crisis de los migrantes en Europa había alterado de muchas maneras la forma de pensar de los políticos de la UE. "La Unión Europea tiene que reconocer, y está empezando a reconocer, el origen de la crisis de los migrantes y el caos en Oriente Medio", advirtió.

En el terreno, los ataques de la aviación rusa continúan. El presidente del parlamento sirio, Jihad Al Laham, afirmó que las operaciones conjuntas ruso-sirias contra los rebeldes y yihadistas "comienzan a dar grandes resultados".

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), al menos 28 yihadistas del grupo EI y 21 combatientes rebeldes fueron abatidos en la región de Alepo, donde se libraba una batalla por el control del eje carretero Alepo-Damasco.

La ONG, con sede en Gran Bretaña y una gran red de informadores en Siria, señaló también la muerte de seis civiles, entre ellos tres niños, por los ataques aéreos rusos en el norte de la provincia de Hama (centro).

AFP