Rusia lanzó en el Atlántico Norte el mayor despliegue de submarinos desde el final de la Guerra Fría, una operación estrechamente vigilada por la OTAN, anunció el martes el Estado Mayor de Noruega.

Desde la semana pasada, una decena de submarinos con base en la península de Kola, en el extremo norte de Rusia, de los cuales ocho son nucleares, han participado en estas maniobras que deberían durar unos dos meses, según la información brindada por el servicio de inteligencia militar a la televisión pública NRK y confirmada a la AFP.

"Hay actualmente una intensa actividad en el Atlántico Norte, y Noruega, así como otros países de la OTAN, realizan misiones de vigilancia estrecha en el aire y en la superficie", informó a la AFP un portavos del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Noruega, Brynjar Stordal.

También se han localizado sumergibles en el mar de Noruega y en el mar de Barents. Se trata de la operación más grande de este tipo dirigida por Rusia "desde el final de la Guerra Fría, en términos de medios comprometidos simultáneamente", precisó.

Según las fuentes citadas por la NRK, los submarinos rusos intentan adentrarse lo más posible en el océano Atlántico, idealmente al oeste de Groenlandia, sin ser detectados y "demostrar que los rusos son capaces de defender sus bases y amenazar la costa este de Estados Unidos".

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes