Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Instalación gasística en Boyarka, en la región ucraniana de Kiev, el 22 de abril de 2015

(afp_tickers)

Rusia suspendió este miércoles sus entregas de gas a Ucrania debido nuevamente a que Kiev no pagó, algo que entraña un "grave riesgo" para el suministro de gas ruso a Europa, según el grupo Gazprom.

Tras una nueva interrupción durante el verano, las entregas de gas se reanudaron el 12 de octubre gracias a un acuerdo que contemplaba que Kiev pagara por adelantado los volúmenes pedidos.

A las 07H00 GMT, la empresa ucraniana "Naftogaz retiró la totalidad de volúmenes de gas pagados con anterioridad", pero no abonó ningún nuevo adelanto, explicó el gigante ruso Gazprom en un comunicado.

Gazprom alertó además del nivel "insuficiente" de reservas subterráneas en el territorio ucraniano destinadas a garantizar el tránsito de gas hacia Europa, advirtiendo del "grave riesgo" para el suministro.

Alrededor de 15% del gas consumido en Europa transita por territorio ucraniano.

Este enésimo episodio del conflicto del gas entre Moscú y Kiev coincide con una escalada de la tensión entre ambos países, a raíz del sabotaje este fin de semana de dos líneas de alta tensión en Ucrania que sumió en la oscuridad a Crimea, península anexionada por Rusia en marzo de 2014.

Además, Ucrania anunció el lunes la suspensión de sus entregas de mercancías a Crimea.

AFP