Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, durante una rueda de prensa con su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, tras una reunión el 20 de junio de 2017 en Moscú

(afp_tickers)

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, informó al presidente del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, sobre la suspensión de la participación de Rusia en el presupuesto de la institución paneuropea, anunció este viernes la diplomacia rusa.

En una conversación telefónica, Lavrov le dijo a Jagland que Rusia "no contribuirá al presupuesto del Consejo de Europa hasta la restauración total de los derechos de la delegación rusa" en la institución, según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

En otro comunicado, la diplomacia rusa denunció la "degradación de la situación" en el seno de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (ACPE) y la "campaña de persecución frenética" contra los diputados de otros países que intentan normalizar las relaciones con Rusia.

"Serguei Lavrov informó al secretario general esta mañana. El secretario general estudia las implicaciones de esta decisión y lo discutirá con el Comité de Ministros la semana que viene", comentó Daniel Holtgen, portavoz de Thorbjorn Jagland, interrogado por la AFP.

Los 18 diputados rusos de la ACPE, que tiene su sede en Estrasburgo (Francia), no disponen de derecho a voto desde abril de 2014, tras la anexión rusa de la península ucraniana de Crimea.

Desde la votación de esas sanciones, los diputados rusos boicotean los trabajos de la Asamblea.

Las fricciones entre el Consejo de Europa y Rusia son antiguas. La instancia paneuropea, que agrupa a 47 países del continente, acusa regularmente a Moscú de violaciones de derechos humanos, en particular en Chechenia (este).

Rusia acusa a su vez al Consejo de Europa de practicar una política de "doble rasero" y de no prestar atención a la situación en los países occidentales.

El Consejo de Europa alberga el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la última instancia de apelación en la región.

AFP