Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Bombardeo a una supuesta instalación del grupo Estado Islámico en la provincia siria de Idlib, en una imagen tomada de un video publicado el 15 de octubre de 2015 en la web del Ministerio de Defensa ruso

(afp_tickers)

Rusia y Estados Unidos firmaron este martes un memorando cuyo objetivo es impedir incidentes entre aviones de ambos países en el espacio aéreo sirio, donde llevan a cabo bombardeos por separado, anunció el Pentágono.

"Con estas firmas de hoy, el memorando entra en vigor", dijo a periodistas el secretario de prensa del Pentágono Peter Cook. "El documento fue firmado un poco más temprano" este martes, agregó.

El memorando también fue anunciado por el viceministro de Defensa ruso, Anatoli Antonov, citado por las agencias de prensa rusas.

"El memorándum contiene una serie de reglas y restricciones para evitar incidentes entre los aviones rusos y estadounidenses" que realizan, en el marco de operaciones diferentes, ataques aéreos contra la organización yihadista Estado Islámico (EI) en Siria, declaró Antonov, citado por la agencia de prensa pública Ria Novosti.

Según Cook, el documento firmado insiste en el profesionalismo que deben tener los pilotos, aconseja el uso de algunas frecuencias de radio comunes y preconiza la creación de una línea de comunicación secundaria en tierra.

No obstante, el funcionario del Pentágono subrayó que el acuerdo no era el punto de partida de una cooperación más amplia entre Estados Unidos y Rusia en Siria. "No hay zonas de cooperación, ni se compartirá información sobre objetivos", dijo Cook. "Seguimos pensando que la estrategia de Rusia en Siria es contraproducente y su apoyo al presidente Asad solo agravará la guerra civil".

Moscú ha reclamado conversaciones para evitar incidentes entre las aeronaves militares de los diferentes países que están realizando intervenciones sobre Siria, en donde Rusia comenzó a bombardear el 30 de septiembre.

Por su parte Estados Unidos encabeza una coalición de unos 60 países que realiza ataques aéreos contra la organización yihadista Estado Islámico (EI) en territorio sirio desde septiembre de 2014, pocas semanas después de haber iniciado acciones similares en Irak.

Rusia afirma que con sus bombardeos buscan debilitar tanto a EI como a otros grupos "terroristas" pero el Pentágono sostiene que la verdadera intención de Moscú es apoyar a los rebeldes que combaten a las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Asad.

Hasta ahora no ha ocurrido ningún incidente grave en el cielo sirio, aunque funcionarios del departamento de Defensa de Estados Unidos han señalado que algunos de sus aviones se han visto obligados a cambiar de rumbo para evitar encontrarse con aeronaves rusas.

AFP