Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Valentin Balakhnichev el 4 de septiembre de 2011, entonces presidente de la Federación Rusa de Atletismo, en Daegu, Corea del Sur

(afp_tickers)

El dopaje en el atletismo mundial tiene su acusado número uno: Rusia, su gobierno y sus atletas fueron señalados con el dedo por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que reclamó su exclusión de la competición al presentar este lunes un informe explosivo.

Rusia debe ser suspendida de toda competición, incluidos los Juegos Olímpicos de Rio-2016, debido a los casos de dopaje, que "no habrían podido existir" sin el consentimiento del gobierno, estimó la Agencia Mundial Antidopaje al presentar este informe muy esperado.

La AMA "no tiene el derecho de suspender" a Rusia, contestó poco después el ministro ruso de Deportes, Vitaly Mutko, mientras que la agencia rusa antidopaje calificó las acusaciones de "infundadas".

No obstante, Mutko precisó posteriomente que su país cumplirá las recomendaciones de la IAAF y la AMA.

Pero pese a las protestas rusas, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) lanzó un ultimátum a Rusia: tiene hasta finales de semana para responder a las acusaciones, según anunció su presidente Sebastian Coe, que trata de salvar a este deporte del naufragio. De no acceder a ello, Rusia podría quedar excluida de las competiciones atléticas en la reunión que la IAAF celebrará el 27 y 27 de noviembre en Mónaco.

En un comunicado, El Comité Olímpico Internacional (COI) se mostró confiado en que Coe y la IAAF "tomarán todas las medidas necesarias" en este caso.

En su informe, la Agencia Mundial Antidopaje juzga que los Juegos Olímpicos de 2012 de Londres fueron "saboteados" por la presencia de atletas dopados y recomienda la suspensión de por vida de cinco atletas rusos, entre ellos la actual campeona olímpica de 800 metros, Maria Savinova.

Si el documento es implacable con Rusia y su atletismo, la AMA precisa que el "dopaje organizado" concierne a otros países y deportes, aunque ese no era el objetivo oficial del informe.

- Investigación de Interpol -

Como muestra de la amplitud del escándalo, Interpol anunció que iba a coordinar una investigación mundial sobre el dopaje, pilotada por Francia. Una operación con un nombre particularmente evocador: "Augias", como las escuderías que tuvo que limpiar Hércules en la mitología.

Este anuncio llegó coincidiendo con la publicación del informe de la AMA, que simultáneamente fue objeto de una rueda de prensa del canadiense Dick Pound en Ginebra.

Pound preside la Comisión independiente de la AMA sobre el dopaje, encargada de redactar el informe.

"Declaraciones de testigos y diversas pruebas han puesto la luz sobre el papel de atletas, entrenadores, médicos, dirigentes y agencias deportivas para suministrar de forma sistemática a los atletas rusos productos dopantes para alcanzar el principal objetivo de Estado: crear campeones", escribe.

El texto, extremadamente preciso y totalmente implacable con el conjunto del mundo deportivo ruso, describe "una cultura profundamente enraizada en la trampa".

"La investigación muestra que la aceptación de la trampa a todos los niveles era extendida y de hace tiempo", añade el texto, acusando en primer lugar a los entrenadores "que ellos mismos fueron antes atletas y que trabajaban en relación con el personal médico. Esta mentalidad de victoria a cualquier precio fue después transmitida a los atletas actuales".

La publicación de este informe explosivo llega pocos días después de la imputación del presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), el senegalés Lamine Diack, por la justicia francesa, sospechoso de haber recibido dinero para encubrir prácticas dopantes, principalmente en Rusia.

- Putin: "Haced deporte" -

Todo nació de los reportajes realizados por la cadena alemana ARD en diciembre de 2014 y en agosto de 2015, con testimonios de antiguos dopados. Rápidamente, la AMA creó su comisión de investigación independiente con el fin analizar estas alegaciones.

Paralelamente, la justicia francesa se hizo con el caso desde hace varias semanas, con registros e interrogatorios que desembocaron la semana pasada en tres imputaciones. La primera, la más explosiva, fue la de Diack (82 años), presidente de la IAAF hasta agosto pasado, por corrupción pasiva y blanqueo.

Las otras dos afectan a gente cercana a Diack, como su consejero jurídico senegalés Habib Cissé, así como el exmédico responsable de la lucha antidopaje en la IAAF, el francés Gabriel Dollé, ambos por corrupción pasiva.

Este informe de la AMA ha provocado estupor en el mundo del atletismo. "Es mucho peor de lo que jamás imaginé", reaccionó en Twitter la atleta británica Paula Radcliffe, actual plusmarquista mundial de maratón.

"El informe envía un mensaje claro a Rusia: no se permitirá que engañe al mundo del atletismo y escapar a la justicia", dijo por su parte el presidente de la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA), Travis Tygart.

Ironía del destino, horas antes de la tormenta, el presidente ruso Vladimir Putin alentó a sus compatriotas a "hacer deporte" en una entrevista televisada.

AFP