Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente argentino Mauricio Macri sobrevuela en helicóptero un área inundada en Concordia, provincia de Entre Ríos, el 27 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

Una de las rutas más transitadas de Argentina, quedó cortada este lunes por inundaciones entre Buenos Aires y Rosario, tras un temporal que afectó el corazón agrícola ganadero de Argentina, mientras estiman pérdidas por 1.000 millones de dólares.

Una extensa fila de camiones y vehículos particulares se extendía por unos 15 kilómetros sobre la ruta nacional 9, una autopista, a la espera de que quede habilitada en un horario aún imposible de prever.

"Tenemos corte total de Buenos Aires a Rosario. Estamos esperando que baje el agua", declaró Mariano Bonino, de la Dirección Provincial Observatorio Vial de Santa Fe.

"Estamos arriba de los 1000 millones de dólares de pérdidas", indicó Luis Contigiani, ministro de producción de Santa Fe. Y detalló que las mismas "son muy importantes en soja, maíz y girasol. En términos de superficie afectada, estamos en un millón y medio de hectáreas".

La cuenca láctea santafesina, la más importante del país, también sufrió el embate de las lluvias. "Hablamos de 1350 tambos y unas 150.000 vacas afectadas", dijo Contigiani. "Implican 1,8 millón de litros de leche menos por día. Enero es un mes perdido, habrá 54 millones de litros de leche menos", expresó.

Unos 300 milímetros de lluvia cayeron desde el domingo en esa zona, afectando varias localidades al sur de la provincia de Santa Fe donde unas 400 personas fueron evacuadas, más de una decena de ciudades inundadas y miles de hectáreas de campo fértil quedaron bajo el agua.

La autopista se mantenía totalmente cortada este lunes hacia el sur y con un solo carril habilitado hacia el norte, indicó Vialidad Nacionalidad en un comunicado.

Otras rutas alternativas también fueron interrumpidas al tránsito o se mantienen "habilitadas con precaución", según el comunicado.

La ruta 9 une la capital argentina con el noroeste del país, circunda Córdoba y Rosario, segunda y tercera ciudades del país, además de atravesar la región argícola y ganadera por excelencia, al centro-este y centro de Argentina.

"Hoy (lunes) ya tenemos más de 400 personas evacuadas o autoevacuadas, esperamos que el agua drene rápido como pasó la semana pasada. Es una situación muy compleja porque el suelo no absorbe", declaró Jorge Alvarez, ministro de Desarrollo Social de la provincia de Santa Fe.

Arroyo Seco, una ciudad de 22.000 habitantes, 30 km al sur de Rosario, fue una de las más afectadas.

"Estamos pasando una situación muy delicada, llovieron 300 milímetros. Tengo 50 años, nací en esta ciudad y esto no lo vi en mi vida...Nos ha pegado durísimo", declaró Gabriel Olivé, secretario de Gobierno de Arroyo Seco al canal Todo Noticias.

A su vez, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, convocó para el próximo jueves a la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios a fin de analizar "soluciones para la coyuntura", que además de las inundaciones que afectaron también a la provincia de Buenos Aires, incluye los recientes incendios en La Pampa y Río Negro.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP