Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un joven intenta no mojarse en Charleston, Carolina del Sur, el 4 de octubre de 2015

(afp_tickers)

El saldo de las inundaciones récord que afectan desde la semana pasada al sureste de Estados Unidos aumentó a 16 muertos, reportaron el martes las autoridades, que aún evalúan los daños.

La gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, señaló en rueda de prensa que en su estado 14 personas murieron por la crecida de las aguas producto de "niveles increíbles" de lluvias.

En el estado vecino de Carolina del Norte, los socorristas informaron de dos fallecidos, uno por la caída de un árbol sobre su vehículo y el otro en un accidente en una carretera.

Las lluvias diluvianas que han caído sobre ciertas zonas de Carolina del Sur alcanzaron un nivel no visto "en 1.000 años", según dijo Haley el domingo pasado.

La gobernadora señaló el martes que un 40% de las emergencias en su estado se debían a accidentes de tráfico por el mal tiempo, por lo que repitió el llamado a la población a respetar las barreras colocadas en medio millar de carreteras y puentes que quedaron inutilizados por las aguas.

Una masa de aire tropical cargada de humedad es el origen de estas lluvias caídas desde el jueves que han anegado vías de comunicación, viviendas y hasta el centro histórico de la ciudad de Charleston, que posee muchas casas coloniales del siglo XVII.

Más de 800 personas continúan ingresadas en 26 albergues y ese número podría aumentar, advirtió Haley.

Los cortes de electricidad están siendo solventados y la ruptura de diez diques está "completamente bajo control", garantizó.

La preocupación de las autoridades es ahora la evaluación de los daños, según la gobernadora, que no quiso adelantar un estimado de costos.

Las lluvias han alcanzado una acumulación de 700 mm entre jueves y martes en algunas zonas de Carolina del Sur, según la cadena meteorológica The Weather Channel.

AFP