Un primer grupo de personas que fueron repatriadas por Francia desde China por el nuevo coronavirus salieron el viernes del centro cercano a Marsella (sur), donde habían sido puestos en cuarentena, informaron periodistas de la AFP.

Un total de 181 personas fueron confinadas en un centro vacacional en Carry-le-Rouet desde el 31 de enero, repatriados de Wuhan, epicentro de la nueva epidemia de coronavirus.

Todas ellas recibieron un "certificado de no contagio", precisó a la AFP un responsable de la Cruz Roja, que gestiona el centro.

El viernes temprano, las primeras personas confinadas fueron dirigidas por la Cruz Roja a la salida del centro de confinamiento, una gran tienda blanca donde se quitaron las mascarillas y se lavaron las manos con gel hidroalcohólico, constató uno de los tres periodistas de AFP que también están confinados.

Algunos salieron por sus propios medios, recibidos por sus familiares, mientras que otros partieron en autobuses hacia estaciones de trenes y aeropuertos.

Por primera vez desde su salida de Wuhan, van a poder retomar libremente el curso de su vida, tras haber sido descartada una contaminación por el virus.

El número total de muertos en China por la epidemia de COVID-19 se aproximaba el viernes a los 1.400 y la cifra de persona contaminadas asciende a 63.851, según datos oficiales.

Fuera de China continental se reportan tres muertes (una en Japón, una en Filipinas y otra en Hong Kong) y más de 500 contagios en una treintena de países.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes