El líder ultraconservador italiano, Matteo Salvini, celebró este sábado en Roma una masiva manifestación nacional de toda la derecha contra el gobierno, que congregó a más de 100.000 personas y a la que presentó como "el acto fundador" de su reconquista del poder.

Procedentes de todo el país, los partidarios del jefe de la Liga (extrema derecha) llegaron a la Ciudad Eterna en ocho trenes especiales y 400 autocares.

"Hicimos bien en abandonar este gobierno", lanzó Salvini, tras los discursos de varios líderes de la ultraderecha, así como del ex primer ministro Silvio Berlusconi, invitado a este mitin.

"Quiero vivir en un país libre, donde se pueda gobernar sin tener que esperar una llamada de [la canciller alemana Angela] Merkel o de [el presidente francés Emmanuel] Macron", dijo Salvini.

El ex ministro del Interior y líder de la ultraderechista Liga, que en agosto rompió con los antisistema del Movimiento 5 Estrellas (M5E) perdiendo así el poder, busca agitar las calles para protestar contra el gobierno nacido de la alianza entre el M5E y el Partido Democrático (PD, izquierda).

Su partido navega actualmente entre el 30% y el 33% de las intenciones de voto y sigue siendo el primer partido del país, seguido por el M5E y el PD, con el 18% y el 20% cada uno.

"Llegó tu turno, hay que amar y proteger a Italia", anunció Salvini, de 46 años, en un anuncio en internet en el que invitaba a los italianos a unirse a la marcha el sábado en Roma para una jornada de "orgullo italiano".

Para los organizadores se trata del "acto fundador" de un proyecto que incluye diferentes fuerzas de derecha en vista de las próximas elecciones.

Salvini confía en el desgaste del nuevo gobierno encabezado por Giuseppe Conte, más a la izquierda, y al que considera "ilegítimo".

El soberanista hace campaña para volver a las urnas lo más pronto posible, antes del final de la legislatura, previsto para 2023.

- Unir a la derecha -

Mientras la actual coalición de izquierda busca modificar la ley electoral para impedir que Salvini triunfe solo en las próximas elecciones, este último intenta unir a la derecha y a la extrema derecha bajo su liderazgo.

En agosto, había descartado la idea de una alianza con Forza Italia, afirmando que la Liga "no necesita nada ni a nadie", pero cambió de estrategia y el sábado llamó a la unidad.

Por ello invitó el sábado a Berlusconi, de 83 años, líder de Forza Italia, que parece inclinado a dicha alianza, así como al otro partido de extrema derecha "Hermanos de Italia", dos formaciones con alrededor del 8% de intención de voto cada una.

"Estamos aquí en esta plaza porque tenemos una gran responsabilidad, responder al llamado de nuestro pueblo por la unidad", declaró Berlusconi, quien describió al actual gobierno como "el más a la izquierda" desde la guerra.

La jefa de Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, llamó a luchar contra "la islamización de Europa". "Lideremos juntos esta batalla", clamó.

Miembros de Fuerza Italia lamentaron el sábado la presencia en la marcha del grupo neofascista CasaPound.

"En un país normal, un gobierno que no representa a Italia ni siquiera habría tenido lugar, y nosotros habríamos pedido votar a los italianos", declaró Salvini esta semana a la prensa.

Salvini, entre los principales líderes de la ola populista que sacudió en los últimos años a Europa, acusa al gobierno de haber convertido a Italia "en el campo de refugiados de Europa".

Además de sus ambiciones nacionales, el líder de la Liga va a lanzar este sábado una petición popular para exigir la renuncia de la alcaldesa de la capital, Virginia Raggi, del M5E, blanco de ataques constantes.

Elegida hace tres años, Raggi, una abogada de 41 años, la primera mujer que llega a ese cargo, no ha logrado hacer frente a los males crónicos de la capital, desde la falta de transporte público a la gestión de las basuras.

Por su parte, Matteo Renzi, de 44 años, ex jefe de gobierno, reúne a los suyos en su fortaleza de Florencia (centro de Italia) para lanzar su nuevo partido: Italia Viva.

Si bien las encuestas le dan sólo un modesto 4%, Renzi, que dejó el Partido Demócratico después de la crisis política de agosto, también tiene la intención de regresar a la escena política italiana.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes