Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El Samsung Galaxy Note 7 expuesto al público en el salón del gigante surcoreano de la tecnología en Seúl, el 2 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

Samsung volverá a vender su teléfono Galaxy Note 7 en Corea del Sur a partir del sábado, tras haber llamado a revisión miles de aparatos por el riesgo de que sus baterías explotaran, informó este jueves la compañía.

El 2 de septiembre la compañía suspendió las ventas de esta 'phablet' (híbrido de teléfono y tableta) y llamó a revisión 2,5 millones de unidades vendidas en diez países, después de que se descubriera que en algunos casos las baterías podían explotar.

En EEUU, un mercado clave para Samsung, el 60% de los usuarios ya han recibido un teléfono de reemplazo por parte de la compañía. En Corea del Sur se espera que esta semana el 18% de los clientes que compraron un Note 7 defectuoso ya lo habrán cambiado.

En paralelo, la venta de nuevos aparatos con baterías sin defectos empezarán el sábado en el país y se espera que lo hagan en otros países, entre ellos algunos europeos, el próximo 28 de octubre.

Los problemas del Note 7 empezaron con varios casos de explosiones muy mediatizados en las redes sociales, aunque la compañía siempre ha dicho que se trata de casos excepcionales.

"Queremos asegurar a todo el mundo que los teléfonos Note 7 están funcionando correctamente y no tienen problemas de seguridad", indicó una portavoz de la compañía.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP