Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un tren dañado supuestamente por la explosión, este lunes 3 de abril en la estación de metro del Instituto Tecnológico, en la ciudad rusa de San Petersburgo

(afp_tickers)

San Petersburgo estaba de luto este martes con las banderas izadas a media asta, al día siguiente de que estallara una bomba en el metro y de que las autoridades neutralizaran a tiempo una bomba en una estación del centro histórico de la segunda ciudad de Rusia.

El último balance publicado el lunes por la noche da cuenta de 11 muertos y 45 heridos hospitalizados.

El presidente ruso, Vladimir Putin, depositó por la noche un ramo de flores rojas en la entrada de la estación en donde se detuvo la formación del metro en donde estalló la bomba. Poco antes había participado de una reunión con los representantes de los servicios de inteligencia, socorristas y del ministerio de Interior.

"El presidente escucha los informes de los servicios especiales", indicó su portavoz, Dmitri Peskov, a las agencias rusas. El vocero añadió que el drama presentaba "todos los signos de un atentado".

El ataque, que no fue reivindicado, se produce luego de que la organización yihadista Estado Islámico llamara a atacar Rusia a raíz de su intervención en apoyo a las fuerzas de Bashar al Asad en Siria, desde septiembre de 2015.

La explosión se produjo a las 14H40 (11H40 GMT), según los servicios secretos (FSB), en una formación del metro cuando circulaba entre dos estaciones de una frecuentada línea que atraviesa el centro de la ciudad, Instituto Tecnológico y Sennaya.

Las imágenes difundidas en las redes sociales y cadenas de televisión rusas muestran un vagón del metro con las puertas abiertas hacia el exterior, efecto de la explosión, y numerosos viajeros que tratan de sacar a las víctimas de entre los restos del vagón siniestrado.

- Bomba desactivada -

"Se abrió una investigación por 'acto terrorista'", indicó el Comité de investigación ruso en un comunicado, precisando que los investigadores examinarán "todas las otras pistas posibles".

Poco después, una bomba casera "fue detectada a tiempo y neutralizada" en otra estación, Ploshad Vosstaniya, en pleno centro de la ciudad, anunció el Comité antiterrorista.

Rusia no había sido golpeada tan duramente desde la explosión, en pleno vuelo, de un avión que cubría la ruta entre Egipto y Rusia con 224 personas a bordo el 31 de octubre de 2015, un atentado reivindicado por el grupo EI.

Desde entonces, las inestables repúblicas rusas del Cáucaso han sido escenario de varios ataques y los servicios de seguridad rusos habían anunciado en varias ocasiones haber desmantelado células yihadistas dispuestas a atentar en Moscú y San Petersburgo.

"La explosión tuvo lugar entre dos estaciones pero el maquinista tomó la buena decisión de continuar ruta hasta la estación, lo que permitió proceder rápidamente a la evacuación y al socorro de las víctimas", declaró en un comunicado una representante del Comité de investigación, Svetlana Petrenko.

"Yo no estaba dentro, pero he visto salir a la gente, estaban como sordos, muchos se agarraban la cabeza. Los socorristas los atendieron muy rápidamente", contó a la AFP Galina Stepanova.

- 'Apoyo total' de Trump a Putin -

Las autoridades anunciaron el refuerzo de las medidas de seguridad en el metro de Moscú y en los aeropuertos. Tras varias horas de cierre completo, la red metropolitana de San Petersburgo comenzó de nuevo a funcionar parcialmente durante la noche, en la víspera de los tres días de duelo decretados por la antigua capital imperial.

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró, tras hablar con Putin el lunes, el "apoyo total" de Washington a las acciones que adoptará Moscú tras el ataque, informó la Casa Blanca.

"El presidente Trump ofreció un apoyo total del gobierno de Estados Unidos a la respuesta que dará Moscú" al ataque en el metro de San Petersburgo, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Trump y Putin "coincidieron en que el terrorismo debe ser derrotado rápida y decididamente", añade el comunicado.

En Nueva York, los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU condenaron el "bárbaro y cobarde ataque terrorista".

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, expresó su pésame "al pueblo ruso". Por su parte, el presidente francés François Hollande expresó "su solidaridad con el pueblo ruso" y la canciller alemana, Angela Merkel, manifestó su "horror" ante este "acto bárbaro".

Rusia se ha visto afectada en varias ocasiones por atentados en sus transportes públicos. En 2013, dos atentados suicidas en Volgogrado (sur) dejaron 34 muertos, unas semanas antes de los Juegos Olímpicos de Sochi.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP