Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Policías israelíes (centro, arriba) apuntan a manifestantes palestinos musulmanes (fuera de la imagen) en la mezquita de Al Aqsa, en Jerusalén, el 27 de junio de 2016

(afp_tickers)

Palestinos y policías israelíes se han enfrentado este lunes por segundo día consecutivo ante el permiso de los agentes para que entrasen visitantes judíos a la Explanada de las Mezquitas, con responsables musulmanes acusando a Israel de romper un acuerdo tácito de acceso al lugar durante el ramadán.

La Explanada de las Mezquitas es el tercer lugar santo del islam y el principal para el judaísmo, que se refiere a esta emplazamiento como el Monte del Templo. Ubicado en Jerusalén Este, un territorio palestino ocupado por Israel, es una de las nervaduras del conflicto y en cada festividad religiosa, tanto musulmana como judía, estas tensiones emergen.

Tradicionalmente para evitar las fricciones, en los últimos 10 días del ramadán, que es el periodo más sagrado, la policía israelí que controla el conjunto impedía el acceso a cualquier visitante no musulmán, tanto a judíos como a turistas, que habitualmente solo pueden acceder en la mañana.

Un comunicado de la Waqf, la fundación jordana que custodia el lugar, y de los dignatarios musulmanes, acusó a las autoridades israelíes de "romper el acuerdo tácito que reinaba desde hace años para intentar probar que son ellas quienes tienen la última palabra sobre la Explanada de las Mezquitas".

Este lunes, tras una jornada de enfrentamientos que el domingo dejó siete heridos entre los fieles musulmanes, jóvenes palestinos ubicados en la mezquita de Al Aqsa lanzaron piedras a la policía israelí, que lanzó granadas lacrimógenas y balas de caucho, constataron periodistas de AFP.

Según los medios locales hay varios heridos, entre ellos un miembro de la Waqf.

La portavoz de la policía israelí, Luba Samri, aseguró que las fuerzas de seguridad intervinieron en la explanada para "asegurar que las visitas se desarrollaran sin incidentes", después de haber obtenido informaciones de que jóvenes enmascarados estaban atrincherados en las mezquita y que bloqueaban las puertas desde la noche anterior.

Samri aseguró que 33 judíos y 230 turistas fueron admitidos en la explanada.

En total, "diez sospechosos" fueron detenidos en los disturbios entre el domingo y el lunes, indicó la policía.

Jordania también denunció las "violaciones israelíes" de las reglas que rigen el lugar y dijo que el reino está en contacto con las autoridades israelíes para abordar el tema.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP