Seis tártaros de Crimea fueron condenados el martes en Rusia a largas penas de prisión por "terrorismo", un caso denunciado por Amnistía Internacional, en el que se acusaba a Moscú de tratar de poner a esta comunidad musulmana bajo control.

Un tribunal militar ruso de Rostov (sur) condenó a penas de 7 a 19 años de prisión a Emir Usein Kuku, Muslim Aliev, Inver Bekirov, Vadim Siruk, Arsen Djeparov y Refat Alimov por fundar una célula del movimiento islamista radical Hizb ut Tahrir en Crimea, península ucraniana anexada en 2014 por Rusia.

Prohibido en Rusia y considerado por las autoridades como terrorista, Hizb ut Tahrir, que se define como movimiento no violento, afirma querer fundar por medios pacíficos un califato, especialmente en las regiones musulmanas rusas y en las antiguas repúblicas soviéticas de Asia central.

Según el diario ruso Kommersant, los seis acusados detenidos en 2016 negaron sistemáticamente su pertenencia al Hizb ut Tahrir y denunciaron un proceso político.

Los tártaros de Crimea, comunidad musulmana mayoritariamente opuesta a la anexión rusa de la península ucraniana, están bajo fuerte presión de las autoridades rusas por este motivo.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes