Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Lugar de la explosión en Diyarbakir, sureste de Turquía, el 12 de abril de 2017

(afp_tickers)

Los rebeldes separatistas kurdos de Turquía reivindicaron este miércoles un atentado perpetrado la víspera que provocó tres muertos en Diyarbakir (sureste), días antes de un referéndum sobre la ampliación de poderes del presidente Recep Tayyip Erdogan.

El brazo armado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) afirmó haber actuado en represalia a las "presiones" ejercidas contra los kurdos por el gobierno, que califica de "fascista", en un comunicado publicado por la agencia de prensa Firat, próxima al movimiento separatista kurdo.

El sureste de Turquía es escenario de enfrentamientos casi cotidianos entre las fuerzas de seguridad y miembros del PKK, una organización considerada "terrorista" por Ankara y sus aliados occidentales, desde la ruptura en el verano (boreal) de 2015 de un frágil cese del fuego cuyo objetivo era poner fin a un conflicto que ha causado más de 40.000 muertos desde 1984.

Más temprano, este miércoles, el ministro del Interior turco, Süleyman Soylu, afirmó que la explosión, que primero calificó de accidental, había sido efectivamente un "atentado terrorista" cometido con explosivos colocados en un túnel.

Las autoridades anunciaron la detención de 177 personas en conexión con la investigación sobre esta explosión.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP