Navigation

Serbia aplaza hasta febrero el juicio sobre la matanza de Srebrenica

Un grupo de musulmanas bosnias, supervivientes de la masacre de Srebrenica de julio de 1995, contemplan en directo el juicio al líder de los serbios en Bosnia, Radovan Karadzic, desde la ciudad de Tuzla, el 24 de marzo de 2016 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 13 diciembre 2016 - 16:25
(AFP)

El primer proceso ordenado por la justicia serbia contra los presuntos autores de la masacre de Srebrenica, ocurrida en Bosnia en 1995, ha sido postergado hasta febrero por razones de procedimiento.

Comparecían ante el tribunal ocho hombres, oriundos de Bosnia, que obtuvieron la nacionalidad serbia antes del final de la guerra intercomunitaria (1992-1995) que causó 100.000 muertos y 2,2 millones de desplazados, es decir, la mitad de la población bosnia antes del conflicto.

Acusados de "crímenes de guerra contra la población civil", podrían ser condenados a hasta 20 años de prisión.

El proceso comenzó el lunes con una demanda de recusación de los jueces presentada por la defensa, rechazada este martes por el tribunal, que, no obstante, instó al fiscal a comunicar a la defensa antes del 28 de diciembre la identidad de los testigos protegidos.

El auto se reanudará el 6 de febrero, señaló la jueza, Mirjana Ilici, advirtiendo a la defensa de que "el tribunal impedirá cualquier nuevo intento de retrasarlo".

Los ocho acusados, detenidos en marzo de 2015, formaban parte de una unidad policial especial, la llamada 'Jahorina', que toma su nombre de una estación de esquí cercana a Sarajevo. Una decena de sus miembros ya fueron juzgados en Bosnia.

Se les acusa de haber ordenado o participado en la ejecución de cientos de musulmanes bosnios en un solo día, capturados en un bosque y ejecutados en un almacén de Kravica, cerca de Srebrenica.

Entre los hombres juzgados en Belgrado está el comandante de la brigada, Nedeljko Milidragovic, alias 'Nedjo el Carnicero', de 58 años. Según el acta de acusación, ordenó a sus hombres que "nadie debía salir vivo [del almacén]".

Serbia se niega a considerar Srebrenica como un acto de genocidio, a diferencia del Tribunal Penal Internacional de La Haya (TPIY), que condenó a 40 años de cárcel a Radovan Karadzic, líder político de los serbobosnios durante el conflicto.

En julio de 1995, en los últimos meses de la guerra, las fuerzas serbias de Bosnia, dirigidas por el general Ratko Mladic, mataron a cerca de 8.000 hombres y adolescentes bosnios en el intervalo de apenas unos días. Se trata de la mayor matanza en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial.

Mladic, de 74 años, fue detenido en 2011 tras diez años de huida, y está a la espera de que el TPIY emita una sentencia contra él en 2017. La acusación pide su condena a cadena perpetua.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.