Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Combinación de fotos de los candidatos republicanos a las elecciones presidenciales estadounidenses, en diferentes mítines, Donald Trump (I) el 23 de junio de 2015, y Ben Carson (D) el 9 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Los candidatos republicanos para la presidencia en 2016, Donald Trump y Ben Carson, estarán protegidos por la agencia encargada de escoltar a los presidentes estadounidenses, debido a su dominio en las encuestas, anunció el jueves el Servicio Secreto.

El departamento de Seguridad Nacional "autorizó otorgar protección para los dos candidatos", dijo a la AFP el portavoz del Servicio Secreto, Robert Hoback.

En la carrera presidencial, no todos los candidatos reciben escoltas, ya que implicaría docenas de agentes y unos gastos muy elevados. Además del presidente, su familia y algunos altos funcionarios, el Servicio Secreto se encarga de la protección de "los candidatos serios a la presidencia y vicepresidencia."

De acuerdo con las reglas, para que una persona sea protegida debe tener "una posición de liderazgo demostrada en los sondeos", hacer campaña en al menos diez estados del país y haber recibido al menos diez millones de dólares de financiamiento.

La decisión de conceder protección al neurocirujano retirado Ben Carson y al multimillonario Donald Trump fue tomada por la Seguridad Nacional, después de consultar con los parlamentarios, entre los que se encontraban el presidente de la Cámara de Representantes y el líder de la mayoría en el Senado.

Ambos candidatos se sitúan en lo alto de las encuestas de las primarias republicanas, previas a la elección presidencial de 2016.

Benjamin Carson, de 64 años, es el único negro en la carrera a la Casa Blanca y, al igual que el magnate de bienes raíces Donald Trump, nunca ha ejercido un cargo político.

AFP