Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un policía vigila en Otuoke, en Nigeria, el 28 de marzo de 2015

(afp_tickers)

Al menos siete personas murieron y otras 15 resultaron heridas el domingo por la noche en unos enfrentamientos entre simpatizantes de partidos políticos rivales en el estado nigeriano de Taraba (este), declaró la policía.

Los enfrentamientos, que opusieron a partidarios del gobernante Partido Democrático Popular (PDP) con simpatizantes del APC (Congreso progresista), tuvieron lugar en la localidad de Wukari, después que un tribunal electoral anulara la elección del gobernador de este estado.

Los habitantes informaron de un balance de víctimas más elevado, con 19 muertos y 39 heridos.

"Se incendiaron varias viviendas y comercios durante este episodio de violencia, que la policía antidisturbios logró controlar", declaró el portavoz de la policía regional, Joseph Kwaji.

Un tribunal electoral de la capital federal, Abuya, estimó que la candidata de la APC, Aisha Alhassan, había vencido en la elección, en lugar de su adversario del PDP Darius Ishaku, declarado inicialmente vencedor.

Alhassan, una abogada de confesión musulmana, era la única candidata al puesto de gobernador en los 36 estados del país.

Su rival anunció que recurriría la decisión del tribunal, que invalidó su elección al estimar irregularidades en su designación como candidato de su partido.

Según los habitantes, la violencia adquirió un cariz confesional, al enfrentar a los simpatizantes musulmanes de Alhassan y a los partidarios cristianos de su adversario.

Wukari, una ciudad dividida entre las dos religiones, ya ha hecho frente a la violencia confesional. En mayo de 2013, unas 40 personas murieron en enfrentamientos entre aficionados de los equipos de fútbol cristiano y musulmán.

AFP