Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Familiares de pasajeros que volaban en el avión de EgyptAir que desapareció del radar cuando iba de París a El Cairo se dirigen a un autobús para ser trasladados a otro lugar desde el aeropuerto de El Cairo, el 19 de mayo de 2016 The EgyptAir flight that vanished over the Mediterranean was carrying 30 Egyptian and 15 French passengers, as well as a Briton and a Canadian, the airline said.

(afp_tickers)

Las operaciones de búsqueda del avión de EgyptAir que se estrelló cerca de una isla griega con 66 personas a bordo cuando cubría la ruta París-El Cairo seguían este viernes y las autoridades egipcias no descartan la hipótesis de un atentado.

El presidente egipcio Abdel Fatá al Sisi pidió a "todos los cuerpos del Estado implicados, incluido el Ministerio de Aviación Civil (...) la marina y el Ejército del Aire, que intensifiquen las operaciones de búsqueda" para encontrar los restos del avión.

Por su parte, el presidente del comité griego de seguridad aérea, Athanassios Binos, dijo a la AFP que los restos encontrados en una zona cercana al lugar donde se habría estrellado el aparato "no proceden el avión". "Mi homólogo egipcio me confirmó también que no está probado que esos restos sean del vuelo de EgyptAir", añadió.

Según las autoridades griegas, el Airbus A320 cayó en una zona situada a 130 millas marinas frente a las costas de la isla griega de Kárpatos.

En un primer momento, la compañía había anunciado que los restos "podrían ser los del vuelo MS804". Pero el vicepresidente de EgyptAir Ahmed Adel dijo más tarde a CNN: "No pertenecen a nuestro avión".

El vuelo MS804 desapareció de pronto de los radares sin que el piloto hubiera señalado ningún problema y cuando las condiciones meteorológicas eran óptimas.

El ministro egipcio de Aviación Civil, Sherif Fathy, dijo a la AFP que estas circunstancia podrían indicar que "la probabilidad (...) de un ataque terrorista es más alta que la de un fallo técnico". "Pero no quiero sacar conclusiones precipitadas", añadió.

Un poco antes, el presidente francés, François Hollande, aseguró que por el momento no se descartaba ninguna hipótesis.

Por su parte, el aspirante republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que el accidente parece ser "otro atentado terrorista más". "¿Cuando vamos a ser duros, inteligentes y vigilantes?" se preguntó.

Francia anunció que enviaría tres investigadores y un consejero técnico de Airbus a El Cairo para participar en la búsqueda y la fiscalía de París también abrió una investigación.

El accidente llega casi seis meses después de la explosión de una bomba en un avión con turistas rusos que el 31 de octubre salió de la ciudad turística de Sharm el Sheij.

El atentado dejó 224 muertos y fue reivindicado por la rama egipcia del grupo yihadista Estados Islámico (EI), que tiene a Francia como uno de sus objetivos.

- "Ningún problema" -

El avión de EgyptAir llevaba a bordo 56 pasajeros, incluyendo un niño y dos bebés, a siete miembros de tripulación y a tres agentes de seguridad, indicó la compañía egipcia.

Según EgyptAir había 30 pasajeros egipcios, 15 franceses, un británico, un canadiense, un belga, un portugués, un argelino, un sudanés, un chadiano, dos iraquíes, un saudí y un kuwaití. Por su parte, el Ministerio de Exteriores de Canadá dijo que había dos canadienses a bordo.

El avión despegó del aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle de París poco después de las 23h00 (21H00 GMT) del miércoles y tenía previsto aterrizar en El Cairo el jueves a las 03H05 (01H05 GMT).

El avión, que estaba a unos 37.000 pies de altura (más de 11.200 metros) "efectuó un giro de 90 grados a la izquierda y luego de 360 grados a la derecha, bajando de 37.000 a 15.000 pies", indicó el ministro griego de Defensa, Panos Kammenos.

La aviación civil griega indicó que su aparato desapareció de sus radares a las 00H29 GMT, cuando ya estaba en el espacio aéreo egipcio.

La última conversación del piloto con los controladores tuvo lugar veinte minutos antes y no señaló "ningún problema", indicó el responsable de los controladores griego Constantin Litzerakos, que destacó que estaba de "buen humor".

La desaparición del avión llega en un contexto difícil para Egipto, que se enfrenta a problemas de seguridad y de su economía.

El atentado del avión con turistas rusos del 31 de octubre hizo caer el turismo, un sector clave para la economía del país. Egipto se enfrenta además a una ofensiva de ataques del grupo yihadista Estado Islámico (EI), principalmente contra las fuerzas de seguridad.

El pasado 29 de marzo un vuelo de esta misma compañía que iba de Alejandría a El Cairo fue secuestrado y desviado hacia Chipre por un hombre que decía querer reunirse con su exmujer. El secuestrador se entregó seis horas después sin provocar víctimas entre los 55 pasajeros.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP