Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un pasajero guarda su laptop en la maleta en el aeropuerto internacional de Kuwait, el 23 de marzo de 2017

(afp_tickers)

Cuatro aeropuertos continúan con la prohibición de llevar computadoras portátiles como equipaje de mano en vuelos con destino a Estados Unidos, impuesta en medio de temores de que el grupo yihadista Estado Islámico esté desarrollando una bomba capaz de ocultarse en dispositivos electrónicos personales, dijeron el martes funcionarios.

La medida sigue vigente para los dos principales aeropuertos internacionales de Arabia Saudita, en Riad y Jeddah, así como el aeropuerto internacional de El Cairo y el de Casablanca (Marruecos), informó el Departamento de Seguridad Nacional.

Otros seis aeropuertos de Medio Oriente fueron eliminados de la prohibición, puesta en marcha el 21 de marzo, después de mejorar los procedimientos de seguridad.

El veto obliga a los viajeros a despachar todos los dispositivos electrónicos personales más grandes que los teléfonos celulares.

La medida se produjo después de que funcionarios de inteligencia se enteraran de que el Estado Islámico intenta fabricar una bomba en dispositivos electrónicos.

La prohibición original se centró en los aeropuertos de Medio Oriente y el norte de África.

Pero el mes pasado, el Departamento de Seguridad Nacional dio directrices a 180 aerolíneas de todo el mundo que vuelan a Estados Unidos para mejorar los procedimientos de seguridad, especialmente la revisión física y tecnológica del equipaje y la electrónica.

Las directrices presionaron para instalar escáneres de detección de explosivos en cuestión de semanas, además de añadir más perros adiestrados para olfatear bombas.

"Me preocupa que vemos un renovado interés por parte de los grupos terroristas para atacar el sector de la aviación, desde el bombardeo de aviones hasta el ataque a aeropuertos en tierra, como vimos en Bruselas y Estambul", dijo el secretario de Seguridad Interior John Kelly.

AFP