Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un peregrino iraní chií reza frente a la Kaaba (centro) dentro de la Gran Mezquita de La Meca, el lugar más sagrado del Islam, el 5 de junio de 2008

(afp_tickers)

Irán no ha llegado a un acuerdo con Arabia Saudita para que sus ciudadanos puedan hacer la peregrinación a La Meca en septiembre, un año después de la muerte de miles de peregrinos en una estampida, informó este jueves el ministro de Cultura iraní.

"No se reúnen las condiciones y ahora es demasiado tarde", declaró Alí Janati, citado por la agencia de prensa oficial Irna. "El sabotaje viene de los saudíes", afirmó.

El comité organizador de la peregrinación depende del ministerio de Cultura.

En abril se celebraron negociaciones en Arabia Saudita entre saudíes e iraníes para fijar las condiciones para la peregrinación, un año después de la muerte de casi 2.300 personas, de las cuales más de 450 iraníes, en una estampida. Teherán había calificado entonces a Riad de "incompetente".

Los saudíes "no aceptaron nuestras propuestas para la concesión de visados, el transporte y la seguridad de los peregrinos", declaró Janati.

"Dicen que nuestros peregrinos deben ir a otro país para solicitar el visado", añadió.

Teherán quiere que los visados se expidan en territorio iraní a pesar de que los dos países rompieron relaciones diplomáticas en enero.

El ministerio del Hajj -la peregrinación anual a La Meca- contestó sin embargo que los iraníes podían sacar sus visados a través de internet, como hacían todos los peregrinos extranjeros.

En un comunicado publicado en el diario Al-Riyadh, el ministerio afirmó que los iraníes habían solicitado poder realizar sus propios rituales, incluyendo protestas que incluían "Muerte a Estados Unidos, muerte a Israel".

Arabia Saudita quiere dejar los lemas políticos al margen de la peregrinación.

El reino "da la bienvenida a todos los peregrinos de todo el mundo y de todas las nacionalidades", dijo el ministerio, que matizó que las visitas debían hacerse siguiendo "el sistema y las pautas" que prevé el ministerio.

Arabia Saudita, un país con población mayoritariamente sunita, e Irán, chiita, discrepan en muchos temas, como la guerra en Siria, donde Teherán apoya al régimen del presidente sirio Bashar al Asad y Riad a los grupos rebeldes.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP