Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Obreros trabajan en la construcción del Proyecto Hidroeléctrico Reventazón, en medio del cañón del río Reventazón en el Caribe costarricense, el 30 de sepitembre de 2015

(afp_tickers)

Trabajadores de instituciones públicas de Costa Rica levantaron este martes una huelga iniciada la víspera en demanda de estabilidad laboral, tras un alcanzar un acuerdo con el gobierno, anunciaron las dos partes.

Un acuerdo firmado en horas de la madrugada del martes por el colectivo sindical Patria Justa con el gobierno, llamó a los trabajadores a "la incorporación inmediata de labores".

Los acuerdos contemplan el compromiso del gobierno de enviar al Congreso un proyecto de ley de salario mínimo y de modernizar la empresa portuaria estatal del Caribe, que según los trabajadores enfrenta peligro de desaparecer por la construcción de un moderno muelle privado en la zona.

"Después de 10 horas de negociación hemos llegado a un acuerdo satisfactorio", dijo a periodistas el viceministro de la Presidencia, Luis Paulino Mora.

En el acuerdo, los sindicatos se comprometieron a no volver a suspender labores mientras se mantenga abierto el diálogo con el gobierno.

La huelga afectó el principal puerto de Costa Rica, en el Caribe, así como las empresas estatales de distribución de combustibles, de electricidad y telecomunicaciones.

Los sindicatos se oponen a proyectos de ley que analiza el Congreso que buscan regular el empleo en el sector público, y que incluye la imposición de un salario único para puestos similares en todas las instituciones.

Además, las iniciativas pretenden establecer límites a los beneficios laborales que se otorguen a los trabajadores por medio de convenios colectivos de trabajo, que tienden a elevar considerablemente los presupuestos de las instituciones y empresas estatales.

Las presiones por regular el empleo han aumentado en un contexto de severo déficit fiscal, que este año rondará el 6% del producto interno bruto y que las autoridades proyectan será de 6,7% en 2016.

AFP