Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una foto tomada desde la ciudad en manos rebeldes de Duma muestra al fondo las llamas supuestamente procedentes de la zona del aeropuerto de Damasco, tras una explosión ocurrida a primera hora de este jueves 27 de abril

(afp_tickers)

Siria acusó al vecino Israel de haber atacado este jueves una posición militar cerca del aeropuerto internacional de Damasco, un bombardeo que provocó una enorme explosión.

Israel, que rara vez confirma sus numerosos ataques lanzados en territorio sirio desde el inicio de la guerra en 2011, dio a entender que podría ser el autor del bombardeo.

Si se confirmara la implicación de Israel, se trataría del segundo ataque en cuatro días de este país contra objetivos en Siria.

"Una posición militar al suroeste del aeropuerto internacional de Damasco fue blanco al amanecer de una agresión israelí con varios misiles (...)", que provocó daños materiales, precisó la agencia Sana citando una fuente militar. Esta fuente no indicó si se trataba de una posición del ejército sirio.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) informó por su parte que un depósito de municiones, muy probablemente perteneciente al Hezbolá libanés, estalló cerca del aeropuerto internacional sin dar más detalles. La parte más grande del almacén estaba vacía, dijo la oenegé.

Enemigo de Israel, Hezbolá combate junto al régimen de Bashar al Asad contra los rebeldes yihadistas.

Según Al Manar, la televisión del Hezbolá, la explosión se produjo de madrugada "en varios depósitos de combustible y un almacén del aeropuerto internacional de Damasco y probablemente fue provocada por un ataque aéreo israelí".

En Israel, el ministro de Inteligencia, Israel Katz, declaró que el presunto ataque era "coherente" con la política israelí, sin confirmar la responsabilidad de su país.

Por la tarde, el ejército israelí anunció haber derribado un "objetivo" encima de los Altos del Golán ocupado, sin dar más detalles, como el origen del aparato.

- Bola de fuego -

El aeropuerto internacional de Damasco está situado a unos 25 km al sureste de Damasco, bastión del régimen de Asad.

Un testigo que vive en un barrio del sureste de la capital, Dawwar al Baytara, contó a la AFP haber escuchado una gran explosión.

"Hacia las 04H00 de la mañana, escuché una enorme explosión, corrí al balcón, y mirando hacia el aeropuerto vi una enorme bola de fuego", relató Maytham, de 47 años.

Rusia, el principal aliado de Damasco, pidió en un comunicado "moderación" a "todos los países", y advirtió sobre un "aumento de la tensión" en Siria, según el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Israel está preocupado por la presencia en Siria del Hezbolá, uno de sus principales adversarios, que tiene el apoyo de Irán que apoya militarmente al régimen de Bashar al Asad.

El 17 de marzo, Israel y Siria tuvieron su incidente más grave en años. Un ataque israelí cerca de Palmira (centro) contra objetivos que según Israel están relacionados con el Hezbolá provocaron una respuesta antiaérea del ejército sirio y un disparo de misil, interceptado cuando se dirigía hacia territorio israelí.

- 'Líneas rojas' -

Israel Katz recordó entonces lo que Israel considera como "líneas rojas": impedir la transferencia de armamentos sofisticados a Hezbolá y la apertura de un frente cerca del territorio israelí.

El último bombardeo israelí en Siria se remonta al domingo. Tres milicianos leales al régimen resultaron muertos en un bombardeo israelí contra su campamento en la localidad de Quneitra, en los Altos del Golán. El ejército israelí también se negó entonces a hacer cualquier comentario.

El 13 de enero, Damasco acusó a Israel de haber bombardeado su aeropuerto militar de Mazzé, en el oeste de la capital, provocando incendios. En este aeropuerto están instalados los servicios de inteligencia del ejército del aire.

En 2016, varios misiles israelíes cayeron en los alrededores de esta base militar. Ese mismo año, Netanyahu admitió que Israel había atacado decenas de convoyes de armas con destino al Hezbolá en Siria. Israel y Siria están técnicamente en estado de guerra.

Según una entrevista concedida el miércoles a la televisión venezolana Telesur y publicada el jueves por la agencia oficial siria Sana, el presidente Asad afirmó estar en negociaciones con Moscú para adquirir la última generación de un sistema antimisiles con el fin de hacer frente a los ataques, especialmente los de Israel.

Desencadenada en marzo de 2011, la guerra en Siria ha provocado 320.000 muertos. Se ha vuelto cada vez más compleja, puesto que implica al régimen, rebeldes, yihadistas y diferentes fuerzas regionales, así como a potencias internacionales.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP