Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Combatientes del rebelde Ejército Libre Sirio llegan a un paraje próximo a la ciudad de Bizaah, cerca de Al Bab, el pasado 4 de febrero al norte de Siria

(afp_tickers)

El grupo Estado Islámico (EI) se encuentra "totalmente sitiado" en Al Bab, después de que las fuerzas del régimen sirio cortaran la carretera que conduce a este último bastión de los yihadistas en la provincia de Alepo.

Las tropas gubernamentales sirias, apoyadas por las milicias del movimiento islamista chií libanés Hezbolá y la artillería rusa, conquistaron la colina de Uwayshiyah, lo que les permite controlar la carretera que une Al Bab con la autopista que lleva a Raqa, capital de facto del EI en Siria.

Tras dos meses de combates, Al Bab se encuentra en el punto de mira de los rebeldes sirios apoyados por las tropas turcas, pero recientemente las fuerzas del régimen de Bashar Al Asad lanzaron una ofensiva para capturar esta simbólica ciudad.

"Al Bab se encuentra totalmente sitiada por el régimen por el sur y por las fuerzas turcas y los rebeldes (apoyados por Ankara) por el este, norte y oeste", señaló el lunes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

No está claro si se trata de una carrera entre ambos bandos por la conquista de la ciudad o si existe una entente tácita entre los padrinos de ambas fuerzas antagonistas para expulsar a los extremistas.

El país se encuentra inmerso en un conflicto que en casi seis años ha dejado más de 310.000 muertos y millones de desplazados.

Tras profundas divergencias sobre el expediente sirio, Turquía se ha empezado a acercar cada vez más a la Rusia de Vladimir Putin, a partir del golpe de Estado fallido contra el presidente Recep Tayyip Erdogan.

Así, además del apoyo aéreo del régimen, Moscú anunció en enero que había llevado a cabo bombardeos "conjuntos" con la aviación turca contra los yihadistas en Al Bab.

Pero la implicación de Ankara ha provocado la ira de Damasco. El régimen ha escrito recientemente dos cartas al Consejo de Seguridad de la ONU para denunciar las "violaciones de la soberanía de Siria" por parte de Turquía.

La situación traduce una dinámica cada vez más compleja en el conflicto sirio, donde el régimen ha retomado la ventaja desde la intervención militar rusa en Siria a finales de 2015.

- El EI, bajo presión -

Avanzando por el sur, "las fuerzas del régimen sirio, apoyadas por combatiente de Hezbolá y de bombardeos rusos, lograron sitiar totalmente Al Bab y sus alrededores", según el OSDH. Por la noche, "lograron tomar el control de la única ruta en manos del EI que unía esta ciudad al resto del territorio sirio".

Por su parte, Ankara y los rebeldes unieron fuerzas en el norte, el este y el oeste de Al Bab, si bien desde enero tienen dificultades para avanzar frente al principal grupo yihadista en Siria.

Ankara lanzó el 24 de agosto la operación "Escudo del Éufrates" en el norte de este país, dirigido al mismo tiempo contra el EI y las milicias kurdas de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), aliadas de Estados Unidos en la lucha antiyihadista.

Las tropas leales al presidente Bashar al Asad redoblan actualmente los esfuerzos contra el EI, en particular en la provincia de Damasco y cerca de Palmira (centro).

En concreto, el domingo las fuerzas de Al Asad también siguieron combatiendo al EI en la provincia central de Homs, se hicieron con el control del campo petrolero de Hayan, al oeste de Palmira, y luchaban contra los yihadistas en los alrededores del aeropuerto militar de Al Seen, en el noreste de la capital, según el OSDH.

El EI, que aprovechó el conflicto sirio para extender su influencia, sufre ofensivas simultáneas en los territorios conquistados en Siria e Irak en 2014.

Así, el grupo se encuentra bajo en Raqa, su capital de facto en Siria, hacia la que avanzan las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza arabo-kurda apoyada por EEUU. El sábado, las FDS anunciaron una nueva fase en su ofensiva, precisando que necesitará más armas para concluir la operación.

Mientras, en Irak, el EI ya ha perdido la parte oriental de Mosul, la segunda ciudad del país, reconquistada por las fuerzas gubernamentales con el apoyo de bombardeos aéreos de la coalición internacional. Bagdad se prepara para una nueva fase de la ofensiva para reconquistar el oeste.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP