Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de Joaquín "El Chapo" Guzmán en la prisión de Almoloya de Juárez, el 8 de enero de 2016

(afp_tickers)

El capo mexicano Joaquín "Chapo" Guzmán fue llevado inesperadamente el sábado a una cárcel de Ciudad Juárez, en la frontera con Estados Unidos, para evitar riesgos de fuga ante las obras de construcción para reforzar la seguridad que se realizan en el penal en que estaba recluido, informó el gobierno.

El traslado de Guzmán no responde "absolutamente" en "nada" a un proceso de extradición o deportación del capo hacia Estados Unidos, donde tiene dos ordenes de aprehensión en cortes de California y Texas, por narcotráfico y homicidio, dijo a la AFP Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia de México.

En un comunicado, la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) indicó que la repentina transferencia "obedece estrictamente" a "los protocolos de seguridad" y a las "distintas obras que se realizan" en el penal de máxima seguridad El Altiplano, donde estuvo recluido hasta el viernes, "para reforzar la seguridad".

"El traslado del capo sorprendió a todo el mundo", dijo a la AFP una fuente del gobierno de Estados Unidos, que pidió el anonimato y confirmó que el cambio de penal no esta relacionado con el proceso de extradición.

El funcionario estadounidense señaló que autoridades de su país no fueron informadas del traslado.

"Chapo" Guzmán, considerado hasta su detención como el narcotraficante más buscado del mundo, se escapó en dos ocasiones de manera espectacular de cárceles de máxima seguridad mexicanas.

La transferencia de Guzmán fue informada "oportunamente" a los jueces que llevan su caso, indicó la CNS, que precisó que desde septiembre 7.400 presos del país han estado sujetos al mismo procedimiento.

Sin embargo, José Refugio Rodríguez, abogado del capo, consideró que el traslado del "Chapo" es "ilegal" porque la defensa tiene "procesos iniciados para que no fuera cambiado de un lugar a otro".

El defensor, que ha dicho que Guzmán quiere acelerar su extradición a Estados Unidos, señaló que este proceso podría demorar hasta dos años.

- Cárcel segura -

El capo, capturado en enero pasado y recluido en el penal de máxima seguridad El Altiplano a 90 km de la capital, llegó en la madrugada al aeropuerto de Ciudad Juárez, fuertemente vigilado por unos 150 policías federales que llegaron poco antes en tres aviones de la CNS.

El "Chapo" fue trasladado en un helicóptero de la terminal aérea al Centro Federal de Readaptación Social N° 9, ubicado en el sur de Ciudad Juárez.

Aunque está cárcel no está clasificada entre las prisiones de máxima seguridad de México, tiene un área destinada a reos de alta peligrosidad y es "una de las más seguras", indicó un funcionario consultado por la AFP.

De acuerdo con reportes de la prensa mexicana, el penal de Ciudad Juárez se encuentra resguardado por militares, mientras que el camino que conduce a la cárcel también es fuertemente vigilado.

El exlíder del poderoso cártel de Sinaloa protagonizó en julio de 2015 una increíble fuga de la cárcel El Altiplano, de donde huyó por un túnel de 1,5 km que él mismo mandó construir desde la regadera de su celda hacia el exterior de la cárcel.

En 2001 el "Chapo" ya se había fugado escondido en un carrito de lavandería del penal de Puente Grande, en Jalisco (oeste), donde estaba preso desde 1993.

En marzo pasado, la defensa de Guzmán aseguró que el capo estaría dispuesto a declararse culpable en Estados Unidos a cambio de negociar una pena "relativamente razonable" y de ser llevado a una cárcel de mediana seguridad.

En los primeros meses tras su recaptura, los abogados de Guzmán se quejaron de que su cliente estaba incomunicado y de que los custodios le impedían dormir más de dos horas seguidas, pero recientemente habían dicho que las condiciones carcelarias habían mejorado notablemente.

Las autoridades ya habían realizado mejoras en la cárcel, al reforzar los filtros de acceso que hay dentro del penal, así como el funcionamiento de cámaras, la seguridad perimetral, monitoreo de centros de mando y las condiciones de internamiento de reos.

En el caso de Guzmán, incluso un perro entrenado degustaba los alimentos destinados para él para evitar que fuera envenenado.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP