Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Ilustración de la primera jornada del juicio complementario en Bruselas, el 5 febrero 2018, contra un sospechoso clave de los atentados de París 2015

(afp_tickers)

Salah Abdeslam, sospechoso clave de los atentados de París en noviembre de 2015, rechazó este lunes responder a las preguntas del tribunal que lo juzga en Bruselas por un tiroteo en Bélgica en marzo de 2016, y se encomendó a Alá.

"Mi silencio no me convierte ni en culpable ni en criminal, es mi defensa", aseguró ante el tribunal antes de mencionar su religión, el islam. "Ahora, júzguenme, hagan lo que quieran de mí", "no tengo miedo de ustedes (...) pongo mi confianza en Alá y, eso es todo, no tengo nada que añadir", agregó.

Vestido con pantalón negro y chaqueta clara, Abdeslam, que luce una barba tupida y pelo engominado hacia atrás, ya advirtió desde los primeros minutos del proceso que no respondería a las preguntas del tribunal, encabezado por Marie-France Keutgen.

"¿Usted es Salah Abdeslam, nacido en Bruselas el 15 de septiembre de 1989?", le preguntó la juez que preside el proceso al inicio de la sesión. "No deseo responder a las preguntas", declaró el acusado, quien por boca de su abogado, Sven Mary, también rechazó que se tomen imágenes de él.

Aunque este proceso juzga el tiroteo ocurrido en la localidad de Forest en marzo de 2016, se ve como un preámbulo del que tendrá lugar en Francia por los atentados de París que dejaron 130 muertos. Uno de los interrogantes era saber si Abdeslam rompería el silencio que ha guardado hasta el momento en Francia.

El juicio se celebra entre fuertes medidas de seguridad tanto dentro como alrededor del Palacio de Justicia, con un helicóptero sobrevolando el imponente edificio del siglo XIX con un proyector y militares armados vigilando en las inmediaciones.

- Petición de víctimas, pospuesta -

Abdeslam, un francés de origen marroquí que creció y se radicalizó en la popular localidad bruselense de Molenbeek, acabó formando parte de una célula yihadista implicada en al menos tres sonoras operaciones en los últimos años.

Los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París, del 22 de marzo de 2016 en Bruselas (32 muertos) y el malogrado ataque en un tren entre Ámsterdam y París en agosto de 2015 responden "quizás a una única operación" del grupo Estado Islámico (EI), según la fiscalía federal belga.

V-Europe, una asociación de víctimas creada tras los ataques de la capital belga, reclamó constituirse como parte civil, pero el tribunal aplazó debatir su solicitud a finales de marzo. El abogado de Abdeslam objetó a esta petición durante un corto receso del proceso.

Los hechos por los que se juzga a Abdeslam entre el lunes y el viernes se remontan al 15 de marzo de 2016. Aquel día investigadores franceses y belgas fueron sorprendidos por disparos durante un registro rutinario en uno de los refugios de la célula en Forest.

Tres policías resultaron heridos y un yihadista de origen argelino de 35 años, Mohamed Belkaid, falleció al enfrentarse con los agentes para cubrir la huida de Abdeslam y de un cómplice tunecino de 24 años, Sofiane Ayari, a quien la justicia también juzga.

- 20 años de prisión -

Ambos yihadistas fueron arrestados tres días después, el 18 de marzo, en Molenbeek, una detención que, según los investigadores, representa el detonante de los atentados del 22 de marzo, cuando tres atacantes suicidas se hicieron explotar en el aeropuerto y en el metro de la capital belga.

La fiscal federal belga Kathleen Grosjean pidió este lunes una pena de 20 años de prisión -la máxima- contra Abdeslam y Ayari por el tiroteo contra los policías. Fuentes judiciales habían estimado días atrás que la condena podía llegar a los 40 años.

"Es una verdadera escena de guerra a la que los policías se enfrentaron (...) Es un milagro que no hubiera muertos" entre los agentes, apuntó Grosjean durante la primera sesión del juicio en Bruselas.

El proceso continuará el próximo jueves, después que la presidenta del tribunal aceptara posponerla a ese día para que el abogado del otrora hombre más buscado de Europa pudiera preparar sus alegatos.

Abdeslam, único miembro con vida de los comandos que atacaron París, también deberá responder ante la justicia francesa por esos ataques, en un proceso cuya fecha todavía no ha sido fijada.

Desde abril de 2016, se encuentra bajo vigilancia las 24 horas del día y en régimen de aislamiento en una prisión cercana a París. Desde allí, partió en la madrugada del lunes escoltado por unidades de élite hasta el tribunal, si bien durante el proceso dormirá en otra cárcel del norte de Francia.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP