Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Nicola Sturgeon, la jefa del Gobierno regional escocés y líder del SNP, saluda a la audiencia durante un acto de su partido, en Glasgow, Escocia (Reino Unido), el 15 de octubre de 2016

(afp_tickers)

La jefa del Gobierno regional escocés, Nicola Sturgeon, dijo este jueves en una entrevista con la BBC que el nuevo referéndum de independencia de Escocia podría celebrarse a finales de 2018.

Según Sturgeon, la celebración del plebiscito es una cuestión de "sentido común", dado que Escocia se encamina a la puerta de salida de la Unión Europea, arrastrada por el conjunto del Reino Unido, cuando los escoceses votaron abrumadoramente a favor de seguir en el bloque en el referéndum del 23 de junio.

Cuando se le preguntó si el otoño de 2018 sería la fecha más probable, la líder del Partido Nacional Escocés (SNP) respondió: "en torno a entonces".

"Supongo que cuando se aclare el esquema del acuerdo de salida de Reino Unido de la UE, sería, por sentido común, un buen momento para que Escocia tenga esa opción, si esa es la vía que elegimos".

Escocia ya celebró un referéndum de independencia en septiembre de 2014, en el que el 55% de los electores optó por la permanencia y el 45% por la secesión.

El Gobierno de Londres y el escocés, independentista, coincidieron en que la cuestión quedaba zanjada durante al menos una generación, pero el segundo cree ahora que las circunstancias cambiaron con el Brexit.

Sturgeon necesita permiso de Londres para celebrar un segundo referéndum y, según algunos medios de prensa, podría solicitarlo en el congreso de su partido que se celebrará este marzo.

Un sondeo elaborado por Ipsos Mori para la televisión escocesa STV y difundido este jueves da cuenta de un ascenso de quienes prefieren la independencia, hasta casi equilibrar las fuerzas: 51% en contra, 49% a favor, con menos de un 1% de indecisos.

La encuesta, elaborada entre el 24 de febrero y el 6 de marzo entre mil escoceses, difiere de una realizada por Panelbase entre el 7 y el 13 de febrero, que arrojaba un 44% de partidarios de la independencia y un 51% en contra, con el resto indecisos.

AFP