Navigation

Suben a 76 los inmigrantes muertos en el naufragio de un barco en Libia

Miembros de la Media Luna Roja, que visten trajes protectores y mascarillas, recogen el cuerpo de un inmigrante en la costa de Zuara, a 160 kilómetros al este de Trípoli, el 28 de agosto de 2015 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 28 agosto 2015 - 17:01
(AFP)

Los cadáveres de al menos 76 inmigrantes han sido recuperados y 198 personas rescatadas tras el naufragio de un barco con cerca de 300 pasajeros frente a las costas de Libia, informó este viernes a AFP un portavoz de la Media Luna Roja.

"De momento se han recuperado 76 cadáveres y 198 personas han sido rescatadas", declaró a AFP un portavoz de la Media Luna Roja, Mohamed al Masrati. "Sigue habiendo desaparecidos, decenas, pero no conocemos su número" exacto, añadió.

Un responsable de la Guardia Costera libia anunció el jueves que habían recuperado 30 cadáveres, pero que había decenas de desaparecidos tras el naufragio de una embarcación frente a la ciudad de Zuara, situada a unos 160 kilómetros al oeste de Trípoli. También precisó que numerosas personas a bordo venían "de países africanos".

En Ginebra, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) indicó que fueron dos los barcos que naufragaron frente a Zuara, con un total de 500 personas a bordo. "Creemos que 200 siguen desaparecidas, tememos que hayan muerto", declaró la portavoz Melissa Fleming. "Nuestra oficina en Libia está verificando con la Guardia Costera".

Miembros de la Media Luna Roja libia buscaban este viernes cadáveres en la playa de Zuara, donde el mar depositó zapatos, ropa y botellas de plástico sobre la arena, comprobó un periodista de AFP.

Tras hallar un primer cuerpo, el personal se puso un uniforme blanco, se colocó una máscara y se calzó zapatos azules, antes de envolver el cadáver en una bolsa de plástico naranja y de meterlo en una ambulancia.

Las salidas de inmigrantes no han parado de aumentar en los 1.770 kilómetros de costas libias desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, que sumió al país en el caos. Libia tiene dos gobiernos y dos parlamentos rivales, una situación que facilita la labor de los traficantes de personas.

El país está situado a poco más de 300 kilómetros de la isla italiana de Lampedusa, que cientos de inmigrantes procedentes de África, Siria u otras zonas en conflicto intentan alcanzar cada semana.

Más de 300.000 inmigrantes cruzaron el Mediterráneo desde enero y más de 2.500 personas murieron en sus aguas al intentar llegar a Europa, anunció este viernes ACNUR.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.